Skip to Main Content

++

ANTÍGENOS Y ANTICUERPOS DE GRUPOS SANGUÍNEOS

++

El estudio de los antígenos y anticuerpos eritrocíticos forma las bases de la medicina transfusional. Los estudios serológicos iniciales identificaron estos antígenos, pero hoy en día se conoce la composición y estructura moleculares de muchos de ellos. Los antígenos, carbohidratos y proteínas, son asignados a un sistema de grupos sanguíneos con base en la estructura y similitud de los epítopos determinantes. Otros elementos de las células sanguíneas y del plasma también son antigénicos y pueden ocasionar aloinmunización, la producción de anticuerpos dirigidos contra los antígenos eritrocíticos de otro individuo. Estos anticuerpos se conocen como aloanticuerpos.

++

Los anticuerpos dirigidos contra los antígenos eritrocíticos pueden ser consecuencia de exposición “natural”, en particular a carbohidratos que son similares a algunos de los antígenos del grupo sanguíneo. Tales anticuerpos que se forman mediante estímulos naturales suelen producirse por una respuesta independiente de los linfocitos T (que por lo general no tienen un efecto de memoria) y son los isotipos IgM. Los autoanticuerpos (anticuerpos dirigidos contra antígenos autólogos del grupo sanguíneo) se originan espontáneamente o como consecuencia de secuelas de infecciones (p. ej., por Mycoplasma pneumoniae) y a menudo son de tipo IgM. Estos anticuerpos a menudo carecen de importancia clínica por su baja afinidad al antígeno a la temperatura corporal. Sin embargo, los anticuerpos IgM pueden activar la cascada del complemento y ocasionar hemólisis. Los anticuerpos que se forman por la exposición alógena, como transfusión o embarazo, por lo general son de tipo IgG. Los anticuerpos IgG a menudo se unen a antígenos a temperaturas cálidas y pueden producir hemólisis de los eritrocitos. A diferencia de los anticuerpos IgM, los anticuerpos IgG pueden atravesar la placenta y unirse a los eritrocitos fetales que portan el antígeno correspondiente, lo que ocasiona enfermedad hemolítica del recién nacido o hidropesía fetal.

++

La aloinmunización para leucocitos, plaquetas y proteínas plasmáticas puede dar origen a complicaciones transfusionales como fiebre y urticaria, pero por lo general no causa hemólisis. No suelen realizarse de manera sistemática análisis para estos aloanticuerpos; sin embargo pueden detectarse utilizando análisis especiales.

++

ANTÍGENOS Y ANTICUERPOS DEL SISTEMA ABO

++

El primer sistema de antígenos de grupo sanguíneo fue identificado en el año 1900 y se denominó ABO, el más importante en la medicina transfusional. Los principales grupos sanguíneos son los sistemas A, B, AB y O. Los eritrocitos de tipo O carecen de antígenos A o B. Estos antígenos son carbohidratos unidos a una estructura precursora, que pueden encontrarse en la membrana celular ya sea en forma de glucoesfingolípidos o como glucoproteínas, que son secretados hacia el plasma y hacia los líquidos corporales en forma de glucoproteínas. La sustancia H es el precursor inmediato al cual se añaden los antígenos A y B. Esta sustancia H está formada por la división de fucosa a la estructura de glucolípidos como glucoproteínas. La adición subsiguiente de N-acetilgalactosamina crea el ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.