Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

La piel es un componente esencial de inmunidad y protege al hospedador de los posibles patógenos provenientes del entorno. La rotura de dicha barrera protectora representa una forma de inmunodeficiencia que predispone a la persona a las infecciones. Las quemaduras por calor pueden originar destrucción masiva del tegumento y también perturbaciones de la inmunidad de tipos humoral y celular y, con ello, permitir el desarrollo de una infección causada por oportunistas del entorno y componentes de la flora cutánea del paciente.

++

EPIDEMIOLOGÍA

++

En el último decenio ha disminuido de manera progresiva la incidencia estimada de quemaduras en Estados Unidos; sin embargo, cada año, el personal médico tiene que atender más de un millón de lesiones de ese tipo. Muchas quemaduras son pequeñas y casi no necesitan tratamiento, pero entre 2002 y 2011 los hospitales especializados en atención de quemaduras comunicaron 183 000 casos al National Burn Repository; de las 45 000 personas hospitalizadas por estas lesiones, 60% necesitó cuidados intensivos y 20 000 sufrió quemaduras mayores que abarcaron cuando menos 25% de la superficie corporal total. La mayor parte de los quemados eran varones. Cerca de 20% de los casos notificados correspondieron a niños menores de cinco años. Las causas principales de quemaduras son el contacto con líquidos hirvientes, incendios de estructuras y líquidos y gases inflamables, pero también son importantes las que provienen de la acción de la electricidad, sustancias químicas y las vinculadas con el tabaquismo. Las quemaduras predisponen a la infección al dañar la barrera protectora de la piel y facilitar la penetración de microorganismos patógenos e inducir la inmunodepresión a nivel general. Por todo lo anterior, no es de sorprenderse que las principales causas de complicaciones y muerte en casos de quemaduras graves sean la insuficiencia de múltiples órganos y las complicaciones infecciosas. Más de 3 000 personas fallecen cada año por infecciones relacionadas con las quemaduras y seis de las 10 complicaciones principales identificadas por la revisión decenal de la American Burn Association son de tipo infeccioso: neumonía (4.6%); septicemia (2.7%); celulitis/lesión traumática (2.6%); insuficiencia respiratoria (2.5%); infección de la herida (2.2%); otras infecciones (2.0%); insuficiencia renal (1.5%); infección del catéter (1.4%); síndrome de dificultad respiratoria aguda (1.2%) y arritmias (1.0%).

++

FISIOPATOLOGÍA

++

La rotura de la barrera cutánea en la quemadura facilita la penetración de la flora propia del paciente y de microorganismos del entorno nosocomial. En el comienzo, la herida se coloniza por bacterias grampositivas del tejido vecino, pero el número de ellas se replica rápidamente por debajo de la escara y alcanza, en promedio, 8.4 × 103 unidades formadoras de colonias (cfu)/g al cuarto día posquemadura. La falta de riego de la escara, junto con la anulación de las respuestas inmunitarias locales, facilita la colonización y la proliferación ulterior de bacterias. Para el séptimo día, la herida está colonizada por otros microorganismos que incluyen bacterias grampositivas y gramnegativas y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.