Skip to Main Content

++

Hiperazoemia y anomalías urinarias

++

INTRODUCCIÓN

++

El funcionamiento normal del riñón se realiza mediante múltiples procesos celulares para mantener la homeostasis del organismo. Los trastornos de cualesquiera de esas funciones pueden ocasionar diversas alteraciones capaces de influir de manera negativa en la supervivencia. Las manifestaciones clínicas de esas consecuencias nocivas dependen de la fisiopatología de las lesiones renales y muchas veces se reconocen desde el principio por un grupo de síntomas, signos físicos anormales y alteraciones en las pruebas de laboratorio que permitirán llegar al diagnóstico de un síndrome específico conocido. Esos síndromes renales (cuadro 44-1) pueden ser la consecuencia de alguna enfermedad general o de un trastorno primario del riñón. Los síndromes nefrológicos suelen constar de varios elementos que reflejan los procesos patológicos subyacentes. La duración y la gravedad de la enfermedad afectan las manifestaciones observadas y es típico que comprendan una o más de las siguientes: 1) disminución del índice de filtración glomerular (GFR, glomerular filtration rate) (hiperazoemia); 2) alteraciones del sedimento urinario (eritrocitos, leucocitos, cilindros y cristales); 3) eliminación anormal de las proteínas séricas (proteinuria); 4) alteraciones del volumen de orina (oliguria, anuria, poliuria); 5) hipertensión con o sin aumento del volumen total de los líquidos corporales (edema); 6) trastornos de los electrólitos; 7) en algunos síndromes, fiebre y dolor. Al combinarse de distintas maneras, estas manifestaciones permiten identificar a alguno de los principales síndromes renales (cuadro 44-1), disminuir el número de entidades patológicas que intervienen en el diagnóstico diferencial, elegir los métodos de valoración diagnóstica y ayudar a la toma de decisiones terapéuticas. Todos estos síndromes y las enfermedades con ellos vinculadas se estudian de manera detallada en los capítulos siguientes. El presente capítulo se ocupa de diversas alteraciones renales cuya importancia es decisiva para diferenciar estos cuadros clínicos y que son: 1) reducción del GFR, seguida de hiperazoemia; 2) alteraciones del sedimento urinario, con o sin eliminación de proteínas, y 3) cambios del volumen urinario.

++
Table Graphic Jump Location
CUADRO 44-1Datos clínicos y de laboratorio iniciales para definir síndromes importantes en nefrología

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.