Skip to Main Content

++

Tratamiento y profilaxis de las infecciones bacterianas

++

INTRODUCTIÓN

++

El desarrollo de vacunas y fármacos que previenen y curan las infecciones bacterianas es una de las contribuciones más importantes del siglo xx a la longevidad y a la calidad de vida humanas. Los antibacterianos se encuentran entre los fármacos más utilizados en todo el mundo. Su uso apropiado permite salvar muchas vidas. Sin embargo, el empleo indiscriminado eleva los costos de la asistencia sanitaria, provoca la aparición de muchos efectos secundarios y de interacciones farmacológicas y estimula la aparición de resistencias bacterianas que convierten en inservibles a fármacos hasta entonces muy valiosos. El empleo racional de los fármacos antibacterianos comprende: 1) entender los mecanismos de acción de los medicamentos, su espectro de actividad, farmacocinética, farmacodinamia, toxicidad e interacciones; 2) conocer los mecanismos subyacentes a la resistencia bacteriana, y 3) emplear los esquemas para limitar la resistencia. Además, diversos factores dependientes de los enfermos, como el lugar de la infección y el estado inmunitario y de excreción del hospedador, adquieren una importancia esencial a la hora de adoptar decisiones terapéuticas. En el presente capítulo se proporcionan los datos específicos necesarios para hacer una elección informada de los antibacterianos.

++

MECANISMOS DE ACCIÓN

++

Los antibacterianos, al igual que todos los antimicrobianos, van dirigidos contra objetivos concretos que no existen en las células de los mamíferos. La meta consiste en limitar la toxicidad para el hospedador, al tiempo que se logra una actividad quimioterapéutica máxima sólo contra los microorganismos invasores. Los bactericidas matan a las bacterias comprendidas en su espectro de actividad; los bacteriostáticos únicamente inhiben el crecimiento bacteriano. A pesar de que la actividad bacteriostática resulta adecuada para el tratamiento de la mayor parte de las infecciones, en ocasiones es necesario recurrir a la actividad bactericida para curar a los pacientes con un sistema inmunitario alterado (p. ej., neutropenia), en ciertos focos infecciosos protegidos (p. ej., endocarditis o meningitis) o en determinadas infecciones (p. ej., bacteriemia complicada por Staphylococcus aureus). Los mecanismos de acción de los antibacterianos que se exponen en esta sección se resumen en el cuadro 133-1 y se representan en la figura 133-1.

++
Table Graphic Jump Location
CUADRO 133-1Mecanismos de acción de los principales grupos de antibacterianos y resistencia a los mismos

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.