Skip to Main Content

++

Principios de electrofisiología

++

HISTORIA E INTRODUCCIÓN

++

La primera incursión en el campo de la electrofisiología cardiaca correspondió al desarrollo del electrocardiograma (ECG, electrocardiogram) por Einthoven a finales del siglo xx. El registro de las corrientes de la membrana celular reveló que el ECG de la superficie corporal es la suma cronometrada de los potenciales de acción celular en las aurículas y en los ventrículos. A finales del decenio de 1960, el desarrollo del registro intracavitario y en particular la posibilidad de registrar electrogramas del haz de His con la estimulación programada del corazón, marcó el principio de la electrofisiología clínica contemporánea. La adopción de las técnicas de radiofrecuencia para producir ablación del tejido cardiaco a principios del decenio de 1990 fue el preludio del surgimiento de la electrofisiología cardiaca intervencionista.

++

El problema clínico de la muerte súbita causada por arritmias ventriculares, más comúnmente en el contexto de una obstrucción coronaria, se reconoció desde finales del siglo xix. El problema era complejo y dio lugar al desarrollo de tratamientos farmacológicos y no farmacológicos, como los desfibriladores transtorácicos, el masaje cardiaco y en tiempos más recientes, desfibriladores implantables. Con el tiempo, las limitaciones de la farmacoterapia antiarrítmica una y otra vez se han resaltado en los estudios clínicos, de manera que la ablación y los dispositivos constituyen el tratamiento de primera opción en diversas arritmias cardiacas.

++

En las últimas dos décadas se ha dilucidado el fundamento genético de diversas arritmias hereditarias, revelando importantes conceptos sobre los mecanismos no sólo de estas arritmias raras, sino también de trastornos del ritmo que son similares y que se observan en formas de cardiopatías más comunes.

++

FISIOLOGÍA DESCRIPTIVA

++

El impulso cardiaco normal es generado por las células de marcapasos en el nudo sinoauricular situado en la unión de la aurícula derecha y la vena cava superior (véase fig. 228-1). Este impulso se transmite con lentitud a través del tejido nodal hacia las aurículas anatómicamente complejas, donde se conduce con más rapidez al nudo auriculoventricular (AVN, atrioventricular node) que inscribe la onda P del ECG (Véase fig. 228-2). Hay un retardo perceptible en la conducción a través del AVN anatómico y funcionalmente heterogéneo. El tiempo necesario para la activación de las aurículas y el AVN se retarda y se representa como el intervalo PR del ECG. El AVN es la única conexión eléctrica entre las aurículas y los ventrículos en el corazón normal. El impulso eléctrico surge del AVN y es transmitido al sistema de His-Purkinje, específicamente el haz de His común, luego a las ramas izquierda y derecha y de ahí a la red de Purkinje, facilitando la activación del músculo ventricular. En circunstancias normales, los ventrículos son activados con rapidez en una forma bien definida que está determinada por el trayecto de la red de Purkinje e inscribe el complejo QRS (fig. ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.