Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

Los objetivos de la medicina son mantener y restablecer la salud y aliviar el sufrimiento. Para alcanzarlos resulta esencial que el médico conozca bien el dolor. Como es sabido, el dolor es un signo de enfermedad, y es también el motivo que con mayor frecuencia lleva al paciente a consultar al médico. La función del sistema de percepción del dolor (sistema sensorial) es proteger al cuerpo y conservar la homeostasis. Lo hace mediante la detección, localización e identificación de procesos que pueden o causan daño en los tejidos renales. Como las distintas enfermedades producen pautas características de daño hístico, la calidad, evolución temporal y localización del dolor de un paciente aportan indicios diagnósticos importantes. Es responsabilidad del médico brindar un alivio rápido y efectivo del dolor.

++

SISTEMA SENSORIAL DEL DOLOR

++

El dolor es una sensación desagradable que se concentra en alguna parte del cuerpo. Se describe a menudo como un proceso penetrante o destructivo de los tejidos (p. ej., lancinante, quemante, constrictivo, desgarrante u opresivo) o como una reacción emocional o corporal (p. ej., terrorífico, nauseabundo, asqueante). Además, todo dolor moderado o intenso conlleva ansiedad y el deseo imperioso de eludir o de suprimir esa sensación. Estas características se corresponden con la dualidad del dolor, que es tanto una sensación como una emoción. Los dolores agudos se caracterizan por producir un estado de excitación y de estrés que conlleva una mayor presión arterial, de la frecuencia cardiaca, del diámetro pupilar y de las concentraciones de cortisol en plasma. Además, suele haber contracciones musculares locales (p. ej., flexión de los miembros, rigidez de la pared abdominal).

++

MECANISMOS PERIFÉRICOS

++
Nociceptor aferente primario
++

En los nervios periféricos se encuentran los axones de tres clases distintas de neuronas: las neuronas sensoriales aferentes, las neuronas motoras y las neuronas simpáticas posganglionares (fig. 11-1). Los cuerpos celulares de las neuronas aferentes primarias están situados en los ganglios de las raíces dorsales, a nivel de los agujeros vertebrales. El tronco del axón aferente primario, al bifurcarse, envía una prolongación que penetra en la médula espinal y otra que inerva los tejidos periféricos. Las neuronas aferentes primarias se clasifican por su diámetro, su grado de mielinización y su velocidad de conducción. Las fibras más gruesas, llamadas Aβ, producen respuestas máximas frente a los roces ligeros (tacto superficial) o ante los estímulos del movimiento; se encuentran principalmente en los nervios que se distribuyen por la piel. En personas normales, la excitación de estas fibras no produce dolor. Hay otras dos clases de fibras aferentes primarias: las fibras Aδ mielínicas y finas, y las fibras amielínicas (fibras C) (fig. 11-1). Estas fibras se encuentran en los nervios de la piel y en las estructuras somáticas y viscerales profundas. Algunos tejidos, como la córnea, sólo poseen fibras aferentes Aδ y C. La mayor parte de las fibras aferentes Aδ y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.