Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

Los términos “sentirse bien” y “microbios” generalmente no se mencionan en la misma frase. Los microbios tienen una fuerte connotación negativa en las sociedades contemporáneas y se les vincula incluso con actividades bélicas. Los microbios patógenos o productores de enfermedades son en realidad serias amenazas a la salud humana y por ello han recibido una atención justificada desde los inicios de la microbiología. Existe una lista amplia de patógenos conocidos y tristemente célebres. Sin embargo, la mayoría de los seres humanos se encuentra con microbios que no son hostiles, sino benignos o incluso beneficiosos. En la actualidad los avances en la secuenciación del DNA y en la biología por ordenador nos permiten la descripción completa de la composición y de las funciones desempeñadas por las comunidades microbianas (microbiota) relacionadas con el cuerpo humano.

++

De la misma forma que todos los animales en el planeta, los humanos han tenido que adaptarse a una biosfera dominada por microbios. El número de microbios sobre la Tierra es sorprendente. Se calcula que en el océano, en los ecosistemas terrestres del suelo y del subsuelo y en la superficie o en el interior de animales y plantas existen alrededor de 1030 microbios. Los microbios, definidos aquí como organismos microscópicos vivos que pertenecen a cualesquiera de los tres reinos de la vida conocidos sobre la Tierra (Bacteria, Archaea y Eukaria), habitan en las superficies externas e internas expuestas del cuerpo humano (p. ej., la piel, boca, vías respiratorias, tubo digestivo y vagina). Tradicionalmente, se ha considerado que el útero carece de patógenos, sin embargo nueva evidencia indica que este ecosistema no es totalmente estéril a lo largo de la gestación. La colonización con microbios comienza después del parto; en los años venideros, los microbios sobrepasan en número a las células humanas, en casi 10 veces. Por lo tanto, una visión global de los seres humanos como forma de vida conlleva a considerar a los microbios corporales y a las células del Homo sapiens en conjunto, como una red interconectada (simbiosis coevolutiva) en la cual varios hábitat corporales sirven como refugio para las comunidades microbianas. Estos hábitat albergan microbiota compuesta de miembros que funcionan en mutualismo (tanto hospedador como microbio se benefician de la presencia del otro), comensales (un organismo se beneficia y el otro aparentemente no es afectado) y como patógenos potenciales o declarados (un organismo se beneficia y el otro sufre daño).

++

PROYECTOS MICROBIOMA HUMANO

++

Los proyectos microbioma humano (HMP, human microbiome project) reflejan esta visión del cuerpo humano como una amalgama de células microbianas y humanas, así como de genes microbianos y humanos. Estos proyectos representan una confluencia de los avances técnicos e informáticos actuales en las ciencias genómicas. Pueden utilizarse los secuenciadores de DNA más recientes para documentar (con una velocidad y costos sin precedentes) cuáles son los microbios que conforman la microbiota y para identificar el contenido génico del mismo ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.