Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

Todos los tipos celulares en la sangre periférica y algunas células de cualquier tejido corporal provienen de las células madre hematopoyéticas (hem, sangre; cito, célula; blasto, germen). Si dichas células están dañadas y no pueden realizar su función (p. ej., por un accidente nuclear como el de Chernobyl), la persona vivirá sólo de dos a cuatro semanas si no se le brindan medidas extraordinarias de sostén. Con el empleo clínico de estas células, cada año se han salvado miles de vidas (cap. 114). Las células madre producen miles de millones de células sanguíneas cada día a partir de una reserva que, según estimaciones, es sólo de cientos de miles. Uno de los temas más importantes en la medicina es la forma en que las células madre realizan dicha función, la manera en que viven durante decenios a pesar de las exigencias de producción y la forma en que pueden utilizarse de manera beneficiosa en la atención clínica.

++

El estudio de la producción de células sanguíneas se ha tornado un ejemplo de la manera en que pueden organizarse y regularse otros tejidos. Las investigaciones básicas en la hematopoyesis que incluyen definir los cambios moleculares graduales que acompañan a cambios funcionales en las células en maduración, la agrupación de células en subgrupos funcionales y la demostración de la regulación de células madre hematopoyéticas por el microentorno especializado, son conceptos que han nacido en la hematología, pero que pueden servir de modelos para otros tejidos. Además, tales conceptos quizá no se limiten a la función normal de los tejidos, sino que se podrían ampliar a tejidos cancerosos. Las células madre son raras dentro de una población heterogénea de tipos celulares y se ha valorado su comportamiento principalmente en modelos experimentales de animales, en los que se ha trabajado la reconstitución de la hematopoyesis. De este modo, gran parte de los conocimientos sobre las células madre no son precisos y se basan en deducciones a partir de animales genéticamente manipulados.

++

FUNCIONES CARDINALES DE LAS CÉLULAS MADRE HEMATOPOYÉTICAS

++

Todos los tipos de células madre desempeñan dos funciones cardinales: autorregeneración y diferenciación (fig. 66-1). Las células madre existen para generar, conservar y reparar tejidos; actúan de manera satisfactoria si pueden reemplazar muy diversas células maduras de vida corta, durante lapsos duraderos. El proceso de autorregeneración (véase más adelante en este capítulo) asegura que es posible que subsista con el paso del tiempo una población de células madre. La reserva de dichas células, si no se renueva, terminaría por agotarse con el paso del tiempo y sería imposible la conservación de los tejidos. La diferenciación aporta los efectores de la función hística, que son las células maduras. Sin diferenciación apropiada se afectaría la integridad de la función de los tejidos y sobrevendría la insuficiencia de órganos.

++
Figura 66-1

Características propias de las células madre. Las células madre ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.