Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

El cáncer de pulmón es, en gran medida, una enfermedad del hombre moderno, ya que antes de 1900 se le consideraba una rareza, y en las publicaciones médicas de esa época se mencionaban menos de 400 casos. Sin embargo, a mediados del siglo xx la neoplasia adquirió características epidémicas y se estableció firmemente como la causa principal de fallecimientos por cáncer en Estados Unidos y Europa, y la cifra de muerte por ella fue tres veces mayor que la de varones con cáncer de próstata y casi el doble de la de mujeres con cáncer de mama. Lo anterior es en particular desalentador, porque el cáncer de pulmón es una de las neoplasias comunes más evitables. Su causa principal es el consumo de tabaco, que fue corroborado con certidumbre a mediados del siglo pasado y codificado en la publicación del informe del Director de Sanidad de Estados Unidos, para 1964, sobre los efectos que en la salud imponía el tabaquismo. Después de dicho informe comenzó a disminuir el consumo de cigarrillos en ese país y algunas zonas de Europa y ello trajo consigo la declinación de la incidencia del cáncer pulmonar; hasta la fecha tal tendencia se observa con mayor nitidez en varones y sólo en fecha reciente la situación se produjo también en mujeres de Estados Unidos. Por desgracia, en muchas zonas del mundo, en particular en países en desarrollo, el consumo de cigarrillos va en aumento y junto con él la incidencia de cánceres de pulmón. El tabaquismo aún es la causa primaria del cáncer pulmonar a nivel mundial, pero más de 60% de esos cánceres recién diagnosticados se identifica en fumadores nuevos (que han fumado <100 cigarrillos durante su vida) o antiguos fumadores (que fumaron ≥100 cigarrillos durante su vida, pero que abandonaron el hábito hace ≥1 año) y de ellos, muchos habían dejado de fumar decenios antes. Aún más, una de cada cinco mujeres y uno de cada 12 varones diagnosticados con cáncer de pulmón nunca fumaron. Ante la magnitud del problema, todo internista debe tener conocimientos amplios del cáncer pulmonar y su tratamiento.

++

EPIDEMIOLOGÍA

++

El cáncer de pulmón es la causa más frecuente de fallecimiento por neoplasias malignas en varones y mujeres estadounidenses. En 1910 se diagnosticó dicha neoplasia en más de 220 000 personas en Estados Unidos. La incidencia del cáncer en cuestión alcanzó su punto máximo en varones en el segundo lustro del decenio de 1980, para llegar a un nivel uniforme en las mujeres. La neoplasia es rara antes de los 40 años y las cifras aumentan hasta los 80 años, límite después del cual vuelve a disminuir. La probabilidad de que surja cáncer de pulmón calculada para toda la vida es de 8%, en varones y 6%, aproximadamente, en mujeres. La incidencia del cáncer comentado varía con los grupos raciales y étnicos y la máxima cifra de incidencia ajustada por edades se observa en sujetos de raza negra. Las cifras excesivas entre tal grupo racial ajustadas por edad se observan sólo en varones, pero los índices específicos de edades indican que antes de los 50 años la mortalidad por cáncer pulmonar es >25% en sujetos de raza negra que en mujeres de raza blanca. Las cifras de incidencia y mortalidad en estadounidenses de origen hispánico, asiático, e indios estadounidenses es de 40 a 50% de la ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.