Skip to Main Content

++

INTRODUCTIÓN

++

La frecuencia de las alteraciones benignas y malignas de la próstata aumenta con el envejecimiento. Las necropsias de varones en el octavo decenio de la vida indican la presencia de cambios hiperplásicos en más del 90% de los casos y alteraciones cancerosas en más del 70%. La alta prevalencia de estas enfermedades en la población anciana, que tiene otras causas de morbilidad y mortalidad, obliga a plantear el diagnóstico y el tratamiento de conformidad con los riesgos, lo cual puede lograrse si estas enfermedades se consideran como una sucesión de estados. Cada estado representa un episodio clínico claro para el cual podrían recomendarse tratamientos con base en los síntomas vigentes, el riesgo de que aparezcan síntomas o el riesgo de muerte por enfermedad en relación con la muerte por otras causas dentro de un periodo determinado (fig. 95-1). En los trastornos proliferativos benignos, los síntomas de polaquiuria, infección y posible obstrucción se sopesan frente a los efectos secundarios y las complicaciones del tratamiento médico o quirúrgico. En las neoplasias malignas de próstata, el riesgo de que surjan la enfermedad, sus manifestaciones o la muerte por cáncer se compara con la morbilidad de las intervenciones recomendadas y los cuadros comórbidos preexistentes.

++
Figura 95-1

Estados clínicos del cáncer prostático. PSA, antígeno prostático específico.

Graphic Jump Location
++

ASPECTOS ANATÓMICOS Y PATOLÓGICOS

++

La próstata está situada en la pelvis, rodeada por el recto, la vejiga, los complejos periprostáticos y la vena dorsal, así como los paquetes neurovasculares que se encargan de la función eréctil, y el esfínter urinario, que controla de manera pasiva el flujo de orina. La próstata está compuesta de glándulas tubuloalveolares ramificadas dispuestas en lobulillos y rodeadas por un estroma. La unidad acinar comprende un compartimiento epitelial compuesto de células epiteliales, basales y neuroendocrinas, y un compartimiento de estroma que incluye fibroblastos y células de músculo de fibra lisa. Las células epiteliales producen antígeno prostático específico (PSA, prostate-specific antigen) y fosfatasa ácida prostática (PAP, prostatic acid phosphatase). Tanto las células epiteliales como las células del estroma expresan receptores de andrógenos y dependen de estas hormonas para su proliferación. La enzima reductasa 5α transforma la testosterona, que es el principal andrógeno circulante, en dihidrotestosterona en la próstata.

++

La porción periuretral de la glándula aumenta de tamaño durante la pubertad y después de los 55 años, por la proliferación de células no cancerosas en la zona de transición de la próstata que rodea a la uretra. Muchas de las neoplasias malignas aparecen en la zona periférica y cualquier neoplasia en tal sitio se puede palpar durante el tacto rectal (DRE, digital rectal examination).

++

CÁNCER DE PRÓSTATA

++

En 2010 en Estados Unidos se diagnosticaron unos 217 730 casos de cáncer de próstata, y por esa neoplasia fallecieron 32 050 varones. ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.