Skip to Main Content

++

INTRODUCTIÓN

++

DEFINICIÓN Y ETIOLOGÍA

++

El agente etiológico de la criptococosis recibe el nombre de Cryptococcus, un género de hongos semejantes a levaduras. Existen dos especies, C. neoformans y C. gattii, y ambas pueden causar criptococosis en seres humanos. Existen dos variedades de C. neoformans conocidas como grubii y neoformans, que se relacionan con los serotipos A y D, respectivamente. C. gattii no se clasifica en variedades, pero también tiene diversidad antigénica, se reconocen los serotipos B y C. La mayoría de los laboratorios de microbiología clínica no distingue en forma sistemática entre C. neoformans y C. gattii ni entre las variedades, sino que identifican e informan todos los microorganismos aislados tan sólo como C. neoformans.

++

EPIDEMIOLOGÍA

++

La criptococosis se describió por primera vez en el decenio de 1890, pero fue una enfermedad poco común hasta mediados del siglo xx, cuando los avances en el diagnóstico y el aumento en el número de individuos con inmunodepresión incrementaron en forma notable su prevalencia. El espectro de la enfermedad causada por Cryptococcus incluye sobre todo a la meningoencefalitis y a la neumonía, pero también ocurren infecciones de piel y tejidos blandos. Los estudios serológicos han demostrado que, aunque la infección por criptococos es común en individuos con buena respuesta inmunitaria, la enfermedad criptocócica (criptococosis) es relativamente poco común en ausencia de trastornos inmunitarios. Los individuos con alto riesgo para criptococosis incluyen pacientes con cánceres hematológicos, receptores de trasplantes de órganos sólidos que requieren tratamiento inmunodepresor continuo y personas con enfermedades que precisan tratamiento con glucocorticoides así como pacientes con infección avanzada por VIH y con recuentos de linfocitos T CD4+ <200/μl.

++

Image not available. Desde el inicio de la pandemia de VIH a inicios del decenio de 1980, la mayor parte de los casos de criptococosis grave ha ocurrido en pacientes con sida (cap. 189). Para comprender el impacto de la infección por VIH en la epidemiología de la criptococosis, es de utilidad notar que al inicio del decenio de 1990 hubo >1 000 casos de meningitis criptococócica por año en la ciudad de Nueva York, una cifra que excede con mucho todos los casos de meningitis bacteriana. Con el advenimiento del tratamiento antirretroviral eficaz, la incidencia de criptococosis relacionada con sida se ha reducido en forma notable entre los individuos tratados; sin embargo, la enfermedad es aún preocupante en regiones donde no se encuentra fácilmente disponible el tratamiento antirretroviral, como en África y Asia, donde hasta 33% de los pacientes con sida tiene criptococosis. En fecha reciente se calculó que la carga mundial de criptococosis es cercana a un millón de casos, con >600 000 muertes cada año. Por tanto, los criptococos son patógenos humanos mayores.

++

La infección criptococócica se adquiere a partir de C. neoformans y C. gattii ambientales, los cuales habitan en diferentes nichos ecológicos. C. neoformans se encuentra con frecuencia en ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.