Skip to Main Content

++

INTRODUCTIÓN

+

“La humanidad tiene tres grandes enemigos: la fiebre, el hambre y la guerra; de ellos, el mayor y más terrible, con mucho, es la fiebre.”

William Osler

++

El paludismo o malaria es una enfermedad producida por protozoarios, transmitida por la picadura del mosquito Anopheles infectado. Es la enfermedad parasitaria más importante del ser humano, con transmisiones en 108 países que afectan a más de 3 000 millones de personas y causan un millón de muertes cada año. El paludismo ha sido eliminado de Estados Unidos, Canadá, Europa y Rusia. Sin embargo, a finales del siglo pasado y comienzos del presente su prevalencia, a pesar de lo mencionado, aumentó en muchas zonas de los trópicos. Sin importar los enormes intentos de erradicación, entre los elementos que han intervenido en la reactivación de la enfermedad están el aumento de la resistencia del parásito a fármacos, la resistencia de sus vectores a los insecticidas y los viajes y la migración de seres humanos. En fecha reciente ha habido transmisiones locales ocasionales de paludismo importado en varias regiones del sur y el este de Estados Unidos, así como en Europa, lo cual indica el continuo peligro que existe en los países sin paludismo. Aunque hay nuevas iniciativas promisorias para el control y la investigación, el paludismo sigue siendo hoy en día, como lo ha sido por siglos, una gran carga para las regiones tropicales, una amenaza para los países en los cuales la infección no es endémica y un peligro para los viajeros.

++

ETIOLOGÍA Y PATOGENIA

++

Casi todas las infecciones de paludismo que sufre el ser humano las producen cuatro especies del género Plasmodium. Estas cuatro especies son Plasmodium vivax, Plasmodium ovale, Plasmodium malariae y Plasmodium falciparum (cuadro 210-1). Casi todos los casos letales se deben a P. falciparum. La infección en el ser humano se inicia cuando un mosquito Anopheles hembra, al picar al ser humano, para alimentarse de sangre, inocula esporozoítos de los plasmodios que permanecen en sus glándulas salivales (fig. 210-1). Estas formas microscópicas móviles del parásito palúdico son transportadas con rapidez por el torrente sanguíneo hasta el hígado, donde invaden las células parenquimatosas hepáticas e inician un periodo de reproducción asexuada. Mediante este proceso de amplificación (denominado esquizogonia o merogonia intrahepática o preeritrocítica), un único esporozoíto puede llegar a producir de 10 000 a más de 30 000 merozoítos hijos. El hepatocito turgente al final se rompe, y de él salen merozoítos móviles que pasan al torrente sanguíneo; luego invaden los eritrocitos y cada 48 a 72 h se multiplican entre seis y 20 veces. En el momento en que el número de parásitos llega a ~50 plasmodios/μl de sangre (unos 100 millones de parásitos en la sangre de un adulto), comienza la fase sintomática de la infección. En infecciones por P. vivax y P. ovale una pequeña fracciónde las formas intrahepáticas no se divide ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.