Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

Los dos riñones del ser humano poseen en promedio 1.8 millones de capilares glomerulares en forma de ovillo. Cada ovillo está dentro del espacio de Bowman. La cápsula que circunscribe este espacio está revestida de células de epitelio parietal que muestran transición hasta la forma de epitelio tubular que integra la nefrona proximal. El ovillo capilar glomerular proviene de una arteria aferente la cual forma un lecho capilar ramificado dentro de una matriz mesangial (fig. 283-1). La red capilar desemboca en una arteriola eferente que pasa sangre filtrada al interior de capilares peritubulares corticales o a los vasos rectos de la médula renal a los que abastece y cambia a una arquitectura tubular plegada. Por esto, el ovillo capilar glomerular, que recibe sangre y es drenado por arteriolas, representa un sistema porta arteriolar. Las células endoteliales perforadas están sobre la membrana basal glomerular (GBM, glomerular basement membrane) y revisten a los capilares glomerulares. Las prolongaciones delicadas que se extienden desde los podocitos epiteliales, revisten la superficie externa de estos capilares y los podocitos se conectan entre sí por medio de membranas de poros en hendidura que forman una barrera selectiva a la filtración.

++
Figura 283-1

Arquitectura glomerular. A. Los capilares glomerulares forman una red de arterias, arteriolas renales que desembocan en una arteriola aferente, el lecho capilar glomerular (ovillo) y una arteriola eferente. (Modificada de VH Gattone II et al: Hypertension 5:8, 1983). B. Microfotografía electrónica de barrido de podocitos que recubren la cara exterior de los capilares glomerulares (las flechas señalan los pies de los podocitos). C. Microfotografía electrónica de barrido de endotelios perforados que recubren los capilares glomerulares. D. Aspecto de las regiones normales del glomérulo bajo el microscopio de luz (A-C por cortesía del Dr. Vincent Gattone, Indiana University).

Graphic Jump Location
++

Los capilares glomerulares filtran entre 120 y 180 L de agua plasmática al día, que contiene solutos que se reabsorben o descargan por medio de los túbulos. Una barrera fisicoquímica regida por el diámetro del poro y por cargas electrostáticas negativas excluye de la filtración a muchas proteínas grandes y a todas las células. Los mecanismos de filtración y reabsorción son muy complejos en el caso de muchos solutos (cap. 271). Por ejemplo, en el caso de la albúmina sérica, el glomérulo opone una barrera imperfecta. La albúmina posee carga negativa, con lo cual tendería a repeler a la GBM de carga negativa, pero sólo tiene un radio físico de 3.6 nm, en tanto que los poros en la membrana basal glomerular y en las membranas con poros en hendidura tienen un radio de 4 nm. En consecuencia, inevitablemente cantidades importantes de albúmina cruzan la barrera de filtración para ser recuperadas por los receptores de megalina y cubilina en el túbulo proximal. Como dato sobresaliente, los seres humanos con nefronas ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.