Skip to Main Content

++

ESTRUCTURA Y FUNCIÓN DEL ESÓFAGO

++

El esófago es un tubo muscular hueco que pasa a través del mediastino posterior para unir a la hipofaringe con el estómago, con un esfínter en cada extremo. Su función es transportar alimentos y líquidos entre estos extremos y, el resto del tiempo, se mantiene vacío. La fisiología de la deglución, la motilidad esofágica y la disfagia de los tipos bucal y faríngeo se describen en el capítulo 38. Las enfermedades esofágicas pueden manifestarse por disfunción o dolor. Las alteraciones funcionales principales son los trastornos de la deglución y el reflujo gastroesofágico excesivo. El dolor, en ocasiones indistinguible de aquel de origen cardiaco, puede deberse a inflamación, infección, dismotilidad o neoplasia.

++

SÍNTOMAS DE ENFERMEDAD ESOFÁGICA

++

La historia clínica sigue siendo un elemento central para la valoración de los síntomas esofágicos. Una anamnesis clínica detallada en muchas ocasiones agiliza el tratamiento. Entre los detalles importantes, se encuentran la ganancia o la pérdida de peso, la hemorragia del tubo digestivo y los hábitos dietéticos, que incluyen el horario de consumo de alimentos, el tabaquismo y el consumo de alcohol. Los síntomas esofágicos principales son pirosis, regurgitación, dolor torácico, disfagia, odinofagia y sensación de distensión.

++

La pirosis (agruras) es el síntoma esofágico más frecuente y se caracteriza por un malestar o sensación ardorosa retroesternal que tiene origen en el epigastrio y puede irradiarse hacia el cuello. La pirosis es un síntoma intermitente, que se experimenta con más frecuencia tras la alimentación, durante el ejercicio y al mantenerse recostado en decúbito. El malestar se alivia al beber agua o utilizar un antiácido, pero puede presentarse con frecuencia e interferir con las actividades normales, lo cual incluye el sueño. La relación entre la pirosis y la enfermedad por reflujo gastroesofágico (GERD, gastroesophageal reflux disease) es tan intensa que el tratamiento empírico de la GERD se ha convertido en una estrategia aceptada. A pesar de esto, el término “agruras” se utiliza muchas veces en forma inapropiada, o se hace referencia al síntoma utilizando otros términos tales como “indigestión” o “eructos”, lo cual hace importante aclarar el significado que implican.

++

La regurgitación es el retorno sin esfuerzo de los alimentos o los líquidos hacia la faringe, sin acompañarse de náusea o arqueo. Los pacientes refieren la presencia de un líquido ácido o que genera ardor en la garganta o la boca, que también puede contener partículas alimentarias no digeridas. La flexión, los eructos o las maniobras que incrementan la presión intraabdominal pueden generar regurgitación. El clínico necesita discriminar entre la regurgitación, el vómito y la rumiación. Al vómito lo precede la náusea y lo acompaña el arqueo. La rumiación es un comportamiento en el que se regurgita el alimento deglutido de forma reciente y luego vuelve a deglutirse de manera repetida, hasta por una hora. Aunque existe cierto vínculo entre la rumiación y el retraso mental, el comportamiento también se ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.