Skip to Main Content

++

ÚLCERA PÉPTICA

++

El dolor epigástrico quemante, exacerbado por el ayuno y que mejora con la alimentación, es un complejo sintomático que caracteriza a la úlcera péptica (PUD, peptic ulcer disease). Una úlcera se define como la pérdida de la integridad de la mucosa del estómago o del duodeno que produce un defecto local o excavación a causa de inflamación activa. Las úlceras se producen en el estómago o el duodeno y con frecuencia son de naturaleza crónica. Los trastornos pépticos son muy frecuentes en Estados Unidos y afectan a unos 4 millones de individuos (casos nuevos y recurrencias) al año. La prevalencia de la úlcera péptica a lo largo de la vida en Estados Unidos es de ~12% en varones y 10% en mujeres. Además, se calcula que se producen unas 15 000 muertes al año como consecuencia de una úlcera péptica complicada. El efecto económico de estos trastornos es considerable, con un costo estimado para el sistema de salud de casi 10 000 millones de dólares al año.

++

FISIOLOGÍA GÁSTRICA

++

A pesar del constante ataque que sufre la mucosa gástrica por múltiples agentes nocivos (ácido, pepsina, ácidos biliares, enzimas pancreáticas, fármacos y bacterias), su integridad se conserva gracias a un intrincado sistema que proporciona defensa y reparación a la mucosa.

++
Anatomía gástrica
++

El epitelio que tapiza el estómago está constituido por pliegues que contienen fositas gástricas microscópicas, cada una ramificada a su vez en cuatro o cinco glándulas gástricas formadas por células epiteliales muy especializadas. La composición de las glándulas gástricas varía con su localización anatómica. Las que se encuentran en el cardias comprenden <5% del área glandular gástrica total y contienen células mucosas y endocrinas. El 75% de las glándulas gástricas se encuentran dentro de la mucosa oxíntica y contienen células del cuello mucoso, parietales, principales, endocrinas y semejantes a las enterocromafines (ECL, enterochromaffin-like) (fig. 293-1). Las glándulas pilóricas contienen células mucosas y endocrinas (incluidas las células de gastrina) y se encuentran en el antro.

++
Figura 293-1

Representación esquemática de la glándula oxíntica gástrica. (Adaptada de S Ito, RJ Winchester: Cell Biol 16:541, 1963. © The Rockefeller University Press.)

Graphic Jump Location
++

La célula parietal, también conocida como célula oxíntica, se encuentra de modo habitual en el cuello o istmo de la glándula oxíntica. La célula parietal en reposo o no estimulada presenta prominentes tubulovesículas citoplásmicas y canalículos intracelulares que contienen cortas microvellosidades situadas a lo largo de su superficie apical (fig. 293-2). La H+,K+-adenosina trifosfatasa (ATPasa, adenosine triphosphatase) se expresa en la membrana tubulovesicular; cuando se estimula la célula, esta membrana, junto con las membranas apicales, se transforma en una densa red de canalículos intracelulares apicales que contienen largas microvellosidades. La secreción ácida, un proceso que requiere un gran consumo de energía, se produce en la superficie de los canalículos apicales. Numerosas mitocondrias (30 a 40% del volumen total de la célula) generan la energía necesaria para la secreción.

++
Figura 293-2

Célula ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.