Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

El aparato reproductor de la mujer regula los cambios hormonales que dan origen a la pubertad y la función reproductora de la mujer adulta. La función reproductora femenina normal es resultado de la integración dinámica de señales hormonales provenientes del hipotálamo, la hipófisis y los ovarios, con lo cual aparecen ciclos repetitivos de desarrollo folicular, ovulación y preparación del revestimiento endometrial del útero para la implantación del óvulo fecundado en caso de haber concepción.

++

Para un análisis más detallado de temas afines es necesario consultar en los capítulos siguientes: Trastornos hiperandrogénicos (cap. 49); Trastornos del ciclo menstrual (cap. 50); Cánceres en el aparato genital de la mujer (cap. 97); Enfermedades de transmisión sexual (cap. 130); Métodos anticonceptivos hormonales para varones (cap. 346); Menopausia (cap. 348); y Diferenciación sexual (cap. 349).

++

DESARROLLO DEL OVARIO E INICIO DEL CRECIMIENTO FOLICULAR

++

Los ovarios son los que dirigen el desarrollo y la liberación del ovocito maduro y también elaboran hormonas (p. ej., estrógeno, progesterona o inhibina, relaxina) que son indispensables para el desarrollo pubescente y la preparación del útero para la concepción, la implantación del óvulo fecundado y las primeras fases del embarazo. Para lograr estas funciones y repetirlas en cada ciclo mensual, el ovario experimenta algunos de los cambios más dinámicos observados en cualquier órgano del cuerpo. Las células madre germinales se identifican desde la tercera semana del embarazo y su migración al pliegue genital se completa a las seis semanas de la gestación. Las células mencionadas persisten sólo dentro de dicho pliegue y por ello reciben el nombre de ovogonios y son esenciales para la inducción del desarrollo ovárico. Un cromosoma X es desactivado en las células somáticas, pero es reactivado en los ovogonios, y los genes en ambos cromosomas X son indispensables para el desarrollo normal de los ovarios. En personas con el síndrome de Turner 45,X, se identifican “estrías” de ovario que contienen sólo células del estroma (cap. 349).

++

El número de células germinales se expande y desde la octava semana de la gestación, los ovogonios comienzan la profase de su primera división meiótica y se transforman en ovocitos primarios; esto permite que estas últimas células estén rodeadas por una sola capa de células de la granulosa aplanadas, que así forman el folículo primordial (fig. 347-1). Las células de la granulosa provienen de células mesonéfricas que invaden el ovario en los comienzos de su desarrollo, de modo que desplazan las células germinales a la periferia. Si bien estudios recientes han reavivado el debate, la mayor parte de las pruebas refuerza el concepto de que el ovario contiene un depósito no renovable de células germinales. Por medio de los procesos combinados de mitosis, meiosis y atresia, a las 20 semanas de la gestación la población de ovogonios alcanza su nivel ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.