Skip to Main Content

++

INTRODUCCIÓN

++

El médico que atiende pacientes con síntomas neurológicos cuenta con gran variedad de opciones imagenológicas, incluidas la tomografía computarizada (CT), angiografía por CT (CTA), imágenes de perfusión con CT (pCT), resonancia magnética (MRI), angiografía por MR (MRA), MRI funcional (fMRI), espectroscopia con MR (MRS), neurografía con MR (MRN), resonancia por difusión de fascículos (DTI), MR ponderada para sensibilidad (SWI, susceptibility weighted MR imaging) y resonancia magnética de perfusión (pMRI). Además existe un número cada vez mayor de técnicas neurorradiográficas intervencionistas, incluidas la embolización mediante catéter por angiografía, colocación de espirales o endoprótesis en las estructuras vasculares, y técnicas diagnósticas e intervencionistas de columna vertebral como discografía, inyección epidural transforaminal y translaminar e inyecciones de las raíces nerviosas y parches hematológicos. Los avances más recientes como la angiografía por CT con detector múltiple de MRA (MDCTA) con gadolinio han restringido las indicaciones de la angiografía habitual, que se reserva en la actualidad para personas en quienes es esencial conocer el detalle de vasos finos o en quienes se planean tratamientos intervencionistas (cuadro 368-1).

++
Table Graphic Jump Location
CUADRO 368-1Directrices para utilizar CT, ecografía e MRI
++

En términos generales, la MRI es más sensible que la CT para la detección de lesiones en el sistema nervioso central (SNC), en particular las de médula espinal, pares craneales y estructuras de la fosa posterior del cráneo. La MR por difusión, secuencia ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.