Skip to Main Content

++

INTRODUCTIÓN

++

El abuso de cocaína y otros psicoestimulantes refleja una compleja inter-acción entre sus propiedades farmacológicas, la personalidad y las expectativas del sujeto y el contexto ambiental en el que se consume la droga. El abuso de múltiples drogas se ha convertido en una situación cada vez más frecuente, es decir, el empleo simultáneo de varias de ellas con diferentes efectos farmacológicos. Algunas formas de dicho abuso, como la combinación de heroína y cocaína por vía intravenosa, son en particular peligrosas y aún representan un grave problema en individuos que acuden a las salas de urgencia de los hospitales. Algunas veces se utiliza una droga para intensificar los efectos de otra, como la mezcla de benzodiazepinas y metadona o de cocaína y heroína en sujetos que reciben metadona como fármaco de mantenimiento.

++

El consumo crónico de cocaína y psicoestimulantes puede vincularse con diversas consecuencias negativas y trastornos preexistentes, entre ellas la hipertensión, y las cardiopatías pueden agravarse por la toxicomanía. El uso combinado de dos o más drogas puede acentuar las complicaciones médicas relacionadas con el consumo de una sola de ellas. El abuso crónico se acompaña a menudo de disfunción inmunitaria y mayor predisposición a padecer infecciones, lo que a su vez contribuye al riesgo de padecer sida. Además, el consumo simultáneo de cocaína y opiáceos (“bola rápida”) implica con frecuencia el uso compartido de agujas entre los consumidores de drogas intravenosas. Los adictos a drogas intravenosas representan el grupo aislado más grande de personas con sida en diversas áreas metropolitanas de Estados Unidos, así como en muchas regiones de Europa y Asia.

+
++

Fallecido.

++

COCAÍNA

++

La cocaína es un estimulante y anestésico local con potentes propiedades vasoconstrictoras. Las hojas de la coca (Erythroxylon coca) contienen alrededor de 0.5 a 1% de cocaína. Esta droga produce efectos fisiológicos y conductuales por las vías oral, intranasal o intravenosa (IV), o bien por inhalación después de pirólisis. Los efectos de refuerzo de la cocaína dependen al parecer de sus acciones en las neuronas dopaminérgicas en el sistema mesolímbico. La cocaína intensifica las concentraciones sinápticas de los neurotransmisores monoamínicos dopamina, noradrenalina y serotonina al unirse a proteínas transportadoras en las neuronas presinápticas y bloquear la recaptación.

++

Prevalencia del consumo de cocaína

++

La cocaína tiene amplia disponibilidad en Estados Unidos y su abuso se produce prácticamente en todos los estratos sociales y económicos. La prevalencia del abuso de cocaína en la población general se ha acompañado de un aumento de ese abuso entre los adictos a la heroína, incluidos los pacientes que participan en programas de mantenimiento con metadona. La cocaína intravenosa se emplea muchas veces con heroína por la misma vía, una combinación que atenúa el “bajón” poscocaína y reemplaza la “elevación” de la heroína, bloqueada por la metadona, la “elevación” de la cocaína.

++

Intoxicación aguda y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.