Skip to Main Content

+

La meningitis tuberculosa es una de las manifestaciones más graves de la infección por Mycobacterium tuberculosis, que produce la muerte o una incapacidad grave en más de la mitad de los casos a pesar del tratamiento. El papel de los glucocorticoides en el tratamiento de esta enfermedad no está claro. Aunque una disminución en la inflamación puede mejorar el resultado, los estudios realizados han sido demasiado pequeños como para confirmar este efecto. Thwaites et al. (2004) dirigieron un estudio aleatorizado, a doble ciego y controlado con placebo para determinar si la dexametasona mejoraba el resultado en pacientes con meningitis tuberculosa.

+

Los pacientes fueron reclutados de dos centros terciarios de remisión de tuberculosos en Vietnam. Los pacientes eran elegibles si tenían > 14 años de edad, presentaban signos clínicos de meningitis y se habían clasificado como meningitis tuberculosa clara, probable o posible. En el momento del alta hospitalaria se llevó a cabo una nueva clasificación. Los pacientes no eran elegibles si habían recibido o no podían tolerar los glucocorticoides o habían recibido tratamiento para la tuberculosis durante > 30 días. Los pacientes infectados por VIH no recibieron su tratamiento con antirretrovirales durante los 9 meses de duración del tratamiento con dexametasona. Los pacientes se estratificaron al principio según el estado neurológico y después se aleatorizaron para recibir dexametasona o placebo junto con medicamentos antituberculosos. Los pacientes con una gravedad neurológica de grado II o de grado III recibieron 4 semanas de dexametasona intravenosa decreciente, seguido por 4 semanas de tratamiento oral decreciente. Los pacientes con enfermedad de grado 1 recibieron 2 semanas de dexametasona intravenosa, seguidas por 4 semanas de tratamiento oral decreciente. El resultado principal fue la muerte del paciente o la incapacidad grave, 9 meses después de la aleatorización. La incapacidad fue valorada por dos médicos expertos que usaron la escala de Rankin y la puntuación de “preguntas sencillas”.

+

De 545 pacientes participantes, 271 recibieron placebo y 274 dexametasona. En total, 10 pacientes se perdieron durante el seguimiento y se desenmascaró el tratamiento para 2 pacientes de cada grupo. Catorce pacientes del grupo de placebo y 10 del grupo tratado con dexametasona se retiraron pronto. Sin embargo, se llevaron a cabo observaciones para todos los pacientes, y por tanto fueron 545 los incluidos en el análisis.

+

Los dos grupos son similares, aunque el grupo de placebo incluyó un porcentaje mayor de personas infectadas por VIH (19.9% frente a 16.1% en el grupo de tratamiento). Los patrones de susceptibilidad de los aislamientos de M. tuberculosis cultivados de líquido cefalorraquídeo y otras zonas fueron similares para los dos grupos; más de la mitad de ellos fueron susceptibles a todos los agentes de primera línea. No se observaron diferencias entre los dos grupos en el resultado combinado de muerte o incapacidad grave, aunque sí se produjo una mejora estadísticamente significativa en la supervivencia en el grupo de tratamiento. El tratamiento con dexametasona no redujo el resultado combinado de muerte o incapacidad grave cuando se ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.