Skip to Main Content

+

La epidemiología de la meningitis bacteriana está cambiando hacia grupos de mayor edad. van de Beek et al. (2004) llevaron a acabo un estudio prospectivo a nivel nacional de las características clínicas y los factores pronósticos de la meningitis bacteriana extrahospitalaria entre adultos de Holanda. Desde octubre de 1998 hasta abril de 2002 se identificaron pacientes a través del Laboratorio de referencia holandés para la meningitis bacteriana. Se incluyó un total de 696 episodios de meningitis bacteriana extrahospitalaria en 671 pacientes; en todos los casos se obtuvo el consentimiento informado.

+
+

La incidencia anual de meningitis bacteriana en Holanda fue de 2.6 casos por cada 100 000 adultos. En el 48% de los casos había factores predisponentes, como otitis, sinusitis, neumonía e inmunosupresión. Los síntomas clínicos: cefalea, rigidez de nuca, fiebre y cambio del estado mental, fueron frecuentes: al menos dos de estos cuatro signos estaban presentes en el 95% de los pacientes. Sin embargo, sólo el 44% de los enfermos presentaba la tríada típica de fiebre, rigidez de nuca y obnubilación. En estos casos, fue más frecuente la enfermedad neumocócica que la meningocócica. En esta última fue más frecuente la aparición de eritema, en particular eritema petequial. El 14% de los pacientes estaban en estado comatoso en el momento del ingreso y un tercio presentaba algún déficit neurológico focal. Aquellos que sufrían enfermedad neumocócica estaban más enfermos y presentaban una frecuencia mayor de convulsiones y déficit neurológicos focales y un nivel menor de conciencia. En la punción lumbar, en el 88% de los casos había al menos un factor predictor de meningitis bacteriana (p. ej., nivel bajo de glucosa, elevado de proteína o una cifra alta de leucocitos). En el 71% de los casos se realizó una tomografía computadorizada (CT, del inglés computed tomography), que proporcionó resultados normales en dos tercios de estos casos. De 313 pacientes con signos focales y/o una puntuación < 10 en la escala del coma de Glasgow, sólo el 63% se sometió a una CT antes de la punción lumbar. Además, el tratamiento se inició antes de la CT en sólo el 35% de los casos en los que ésta se realizó antes de la punción lumbar.

+
+

El microorganismo más frecuente fue Streptococcus pneumoniae, en el 51% de los cultivos aislados de líquido cefalorraquídeo (LCR). Nesisseria meningitidis causó el 37% de los casos. Durante la hospitalización se detectaron alteraciones focales en la mitad de todos los episodios. En el 15% de los enfermos se presentaron convulsiones y en el 29%, insuficiencia cardiorrespiratoria. La probabilidad de desarrollar complicaciones era significativamente mayor en los pacientes con enfermedad neumocócica que en aquéllos con enfermedad meningocócica. La tasa de mortalidad global fue del 21%; un 34% adicional de casos presentó una evolución desfavorable. La mortalidad en la meningitis neumocócica fue del 30%, del 7% en la meningitis meningocócica y del 20% en la meningitis producida por otros patógenos. Entre los supervivientes, las anomalías más frecuentes fueron hipoacusia y hemiparesia. El 17% de los enfermos recibió glucocorticoides, que se asociaron con resultados poco favorables, probablemente porque se administraron a individuos más enfermos. En un modelo multivariado, los siguientes factores se asociaron con resultados desfavorables: edad avanzada, presencia de otitis o de sinusitis (marcador de enfermedad neumocócica), ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.