Skip to Main Content

+

La muerte súbita cardíaca es responsable de más de 400 000 muertes anuales en los Estados Unidos. Los datos sobre los mecanismos exactos que la originan son limitados, pero series pequeñas con monitores ambulatorios y desfibriladores cardíacos implantables (ICD, del inglés implantable cardiac defibrillator) han demostrado que más del 80% se deben a taquiarritmias ventriculares (Bayes et al., 1989).

+

Aunque los ICD han demostrado ser poderosos instrumentos en la prevención de la muerte súbita cardíaca tanto primaria como secundaria, bajo las directrices de consenso actuales para la implantación de ICD se detecta todavía sólo a una minoría de los pacientes que la sufren. Paradójicamente, muchos de los pacientes que están bajo estas directrices nunca experimentarán muerte súbita cardíaca. Sin instrumentos más específicos para la valoración del riesgo, el crecimiento de las indicaciones para la implantación de los ICD provocará unos costes extraordinarios, potencialmente prohibitivos. En esta situación, hay una necesidad creciente de desarrollar marcadores específicos para identificar a los pacientes que tienen un mayor riesgo de sufrir arritmias y deberían ser tratados con dispositivos implantables.

+

La electrocardiografía de superficie proporciona una información profusa sobre la estructura cardíaca y sus propiedades electrofisiológicas. El electrocardiograma habitual de 12 derivaciones (ECG), el ECG promediado (SAECG), la prueba de esfuerzo en la cinta sin fin y el registro continuo con Holter proporcionan todos información sobre alteraciones cardíacas como la hipertrofia ventricular izquierda (LVH, del inglés left ventricular hypertrophy), las anomalías de la conducción, los pospotenciales, la ectopia ventricular, las anomalías de la repolarización y la función autonómica. Todas estas anomalías guardan a su vez relación en diferente grado con el riesgo de sufrir arritmias. Esta revisión estudia las relaciones entre estos fenómenos electrocardiográficos y la muerte por arritmia.

+

El ECG de reposo de 12 derivaciones es una técnica simple, rápida y barata, que proporciona una gran cantidad de información sobre la estructura cardíaca y sus propiedades eléctricas. Las alteraciones específicas que predicen un riesgo aumentado de padecer muerte por arritmia, sobre todo en pacientes con antecedentes de infarto de miocardio, son las anomalías de conducción [prolongación del QRS debida a un bloqueo de rama izquierda o a defectos de la conducción intraventricular, pero no a bloqueo de rama derecha], las anomalías de la repolarización (prolongación del QT) y la hipertrofia del ventrículo derecho.

+
+

Durante muchos años se ha descrito la relación existente entre las anomalías de la conducción, la cardiopatía estructural y la muerte cardíaca. Antes de la era actual de la revascularización primaria, un comunicado del registro Coronary Artery Surgery Study (CASS) demostró que el bloqueo de rama izquierda, pero no el de rama derecha, constituía un factor predictivo independiente de mortalidad global en pacientes con arteriopatía coronaria (Freedman et al., 1987). En el Multicenter Automatic Defibrillator Implantation Trial II (MADIT II) se observó una tendencia hacia una mayor disminución de la mortalidad mediante la implantación de ICD en pacientes con prolongación del QRS (Moss et al...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.