Skip to Main Content

+

Aunque se ha demostrado que la intervención coronaria percutánea (PCI, del inglés percutaneous coronary intervention) primaria mejora el pronóstico de la mayoría de los pacientes con infarto agudo del miocardio (MI) y de ciertos subgrupos de pacientes con síndrome coronario agudo, no se ha demostrado que esta forma de revascularización coronaria disminuya la mortalidad a largo plazo en la mucho más amplia población de pacientes con formas crónicas de cardiopatía isquémica. Recientemente, Hannan et al. (2005) han comprobado que el injerto de derivación de las arterias coronarias (CABG, del inglés coronary artery bypass grafting) en pacientes con enfermedad de dos o más arterias coronarias se asocia con unas tasas ajustadas mayores de supervivencia a largo plazo que la PCI con colocación de endoprótesis. Este nuevo estudio se ha elaborado sobre datos observacionales tomados de las dos principales bases de datos de los registros cardiológicos de Nueva York, el Cardiac Surgery Reporting System (CSRS) y el Percutaneous Coronary Intervention Reporting System (PCIRS).

+

Estas bases de datos contienen extensos datos demográficos, históricos, clínicos y de laboratorio de todos los pacientes que se han sometido a cateterismo cardíaco o a técnicas de revascularización en los hospitales no federales del estado de Nueva York. También se registran los datos de comorbilidad relevante, así como las fechas de alta y el estado de todos los pacientes en el momento del alta hospitalaria. Ambos registros funcionan desde hace 13 años, y para asegurar que son completos se cotejan sus datos con el conjunto de datos de altas de los hospitales de pacientes agudos del estado de Nueva York, el Statewide Planning and Research Cooperative System (SPARCS). Además, el agente del estudio de una utilización del Department of Health audita las historias médicas para asegurar la precisión del factor de riesgo que se haya comunicado. Para identificar las muertes que no se hayan producido en los hospitales, se cruzan todos los números de seguridad social de los pacientes con los datos de los fallecimientos de la estadística demográfica del estado de Nueva York.

+

 

+

La figura 1 representa el marcado aumento del número de PCI realizadas en el estado de Nueva York en el decenio que siguió al año 1992, cuando el número anual de técnicas de revascularización realizadas mediante PCI y CABG era muy similar, de aproximadamente 17 000 procedimientos de cada tipo, hasta el año 2002, cuando el número de PCI superaba a la técnica de GABG en aproximadamente 23 000 pacientes, un factor de 2.4. Esta preferencia aparente sobre la PCI frente al CABG se explicó por diferentes factores, no siendo el menos importante la tasa de éxitos conseguidos mediante una adecuada dilatación por PCI (un aumento del diámetro de la luz > 20% y un diámetro residual de obstrucción <50%), consiguiéndose el alivio de la angina en el 95% de los casos. En las series en las que la mayoría de los pacientes tienen enfermedad de un solo vaso, esta técnica ha demostrado ser más eficaz que el tratamiento médico hasta durante 2 años. Además, la PCI es menos agresiva y generalmente requiere sólo 1-2 días de hospitalización, lo que supone un ahorro considerable en el coste inicial del tratamiento y permite también una reincorporación más temprana al trabajo y a una vida activa. También contribuye a la separación de estas dos curvas la repercusión de las reestenosis, antes de la introducción de las endoprótesis vasculares, que suponían repetir la técnica a los 3-6 meses de la primera dilatación hasta en el 30-40% de los pacientes.

+

La introducción de las endoprótesis vasculares (stents) no sólo disminuyó esta tasa a < 20% de los casos sino que también supuso una protección frente a un posible cierre brusco del vaso, haciendo que la técnica tuviera menos riesgo y disminuyendo la necesidad de una cirugía urgente de derivación. Hannan et al. (1999) utilizaron muy pronto estas bases de datos para comparar los pronósticos de los ...

¿Quiere acceso remoto para la suscripción de su institución?

Inicie sesión en su perfil MyAccess mientras está autenticado activamente en este sitio por medio de su institución (podrá verificar esto al ver la esquina superior derecha de la pantalla —si ve el nombre de su institución, está autenticado). Una vez que haya iniciado sesión en su perfil MyAccess, podrá acceder a la suscripción de su institución durante 90 días desde cualquier ubicación. Para mantener este acceso remoto, al menos una vez cada 90 días debe tener una sesión iniciada mientras está autenticado.

OK

Acerca de MyAccess

Si su institución está suscrita a este recurso, y usted no tiene una cuenta MyAccess, por favor consulte con el servicio de información de su biblioteca para obtener instrucciones sobre cómo acceder a este recurso fuera del campus.

Opciones de Suscripción

HarrisonMedicina Sitio completo: Un Año de Suscripción

Conéctese a la gama completa de contenidos y recursos Harrison incluyendo más de 250 exámenes y vídeos de procedimientos, módulos de seguridad del paciente, una extensa base de datos de medicamentos, preguntas y respuestas, estudios de caso y más.

$199 USD
Comprar ahora

Pago por Ver: Acceso temporal a HarrisonMedicina

24 horas por $34,95 (USD)

Comprar ahora

48 horas por $54,95 (USD)

Comprar ahora

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.