Skip to Main Content

+

Con el uso generalizado del tratamiento antirretroviral eficaz, en Estados Unidos y otros países desarrollados han disminuido de forma significativa todas las causas de mortalidaden la población general infectada por VIH. Sin embargo, la tendencia de la mortalidad en toxicómanos infectados por VIH no está tan clara.

+

En el número del 15 de septiembre de 2005 de Clinical Infectious Diseases, Kohli et al. (2005) comunicaron nuevos datos de mortalidad procedentes del estudio HIV Epidemiologic Research on Outcomes (HERO), un amplio estudio prospectivo de cohortes de pacientes reclutados de los programas de mantenimiento con metadona en el Bronx, Nueva York. La mediana de edad en 1996 de los participantes en el HERO era de 39 años; el 90% eran de raza negra o hispanos y el 60% eran varones. Aproximadamente la mitad de los participantes tenían un nadir de recuento celular < 200 células/mm3.

+

En la cohorte del HERO, la tasa de mortalidad de 398 toxicómanos infectados por VIH disminuyó aproximadamente un 50% en un período de 6 años tras introducirse el tratamiento antirretroviral en 1996: de 11.4 a 5.4 muertes por 100 personas y año (p = .04). Esta reducción fue más modesta que la que se observó en otras cohortes, donde el VIH había sido adquirido principalmente por vía sexual. Por ejemplo, Mocroft et al. (2003) informaron de una disminución de cinco veces en la mortalidad global, en la cohorte de EuroSida entre mediados de 1995 y mediados de 1997.

+

De las 104 muertes entre las personas infectadas por VIH en el análisis HERO, 39 muertes (38%) se debieron al VIH/SIDA, 23 (22%) se debieron al consumo de drogas, 25 (24%) fueron debidas a infecciones bacterianas, 14 (13%) se debieron a otras enfermedades médicas y 3 (3%) se debieron a violencia. No se produjeron diferencias significativas de mortalidad en relación con la raza, la etnia o el sexo. El consumo de metadona o de drogas prohibidas no predijo la mortalidad.

+

Una amplia proporción (40%) de los participantes en el HERO que fueron candidatos no informaron estar recibiendo tratamiento alguno para el VIH/SIDA. Aquellas personas infectadas por el VIH que estaban recibiendo tratamiento antirretroviral tuvieron una cifra de mortalidad significativamente menor en comparación con los no tratados (cociente ajustado de riesgo de 0.44; CI 95 %, 0.28-0.68). Sin embargo, sólo se observó utilidad en aquellas personas que comenzaron el tratamiento con ≥200 células T CD4+ /mm3. No se produjo ninguna diferencia significativa en la supervivencia entre las personas infectadas por VIH que habían comenzado los antirretrovirales de gran actividad (HAART, del inglés highly active antiretroviral therapy) con recuentos de células T CD4+ ≤200 células/mm3 y las personas infectadas por VIH que nunca fueron tratadas con HAART. A diferencia de otros estudios de toxicómanos, el comienzo del tratamiento con recuentos más altos de células T CD4+ (≥350 células/mm3) no aportó ninguna ventaja de supervivencia en comparación con el comienzo del HAART ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.