Skip to Main Content

+

El síndrome metabólico alude a un grupo de factores de riesgo relacionados con la resistencia a la insulina que recientemente se han demostrado asociados con un mayor riesgo de arteriopatía coronaria y de ictus, y que pueden servir como diana para las medidas de disminución del riesgo. Las directrices del Adult Treatment Panel III (ATP-III) definen el síndrome metabólico como la presencia de tres o más de los siguientes factores de riesgo: (1) obesidad abdominal; (2) niveles altos de triglicéridos >150 mg/dL; (3) niveles bajos de colesterol unido a lipoproteínas de alta densidad (HDL) < 40 mg/dL en varones ó < 50 mg/dL en mujeres; (4) hipertensión definida como una presión arterial sistólica >130 mmHg y presión arterial diastólica >85 mmHg, o el uso de fármacos antihipertensivos; y (5) niveles alterados de glucosa en ayunas >110 mg/dL o el uso de algún antidiabético.

+

Aunque el síndrome metabólico se ha asociado con un mayor riesgo de ictus, no se han investigado ciertos subtipos de ictus y su relación con el síndrome metabólico. Un reciente estudio en Corea del Sur ha probado la hipótesis de que el síndrome metabólico se asociaría más con ictus producidos por ateroesclerosis intracraneal, un proceso frecuente en algunas poblaciones, como los asiáticos.

+

Durante un período de dos años, 512 pacientes consecutivos con ictus fueron clasificados en tres grupos: (1) ictus debido a lesiones del sistema arterial extracraneal como la enfermedad carotídea; (2) ictus debido a lesiones intracraneales; y (3) ictus debido a etiologías no ateroescleróticas como las embolias cardíacas. El síndrome metabólico estuvo presente en 226/512 (44.1%) de estos pacientes con ictus. La prevalencia del síndrome metabólico fue significativamente superior en pacientes del grupo con ateroesclerosis intracraneal en comparación con cualquiera de los otros dos grupos (p = 0.0007).

+

Utilizando un modelo de represión logística múltiple, se demostró que el síndrome metabólico se asocia más de forma independiente con la ateroesclerosis intracraneal. Los pacientes con anomalías metabólicas más graves eran incluso más propensos a sufrir ateroesclerosis intracraneal tras el ajuste de otros factores de riesgo. Estas asociaciones no se encontraron en el grupo con ictus por ateroesclerosis extracraneal.

+

Los fármacos antiplaquetarios son útiles para los pacientes con ictus por ateroesclerosis intracraneal, no teniendo ninguna utilidad el uso de anticoagulantes para la prevención secundaria como se ha demostrado por el reciente estudio WASID (Warfarin versus Aspirin for Symptomatic Intracranial Disease). Los resultados de este estudio sugieren que el síndrome metabólico puede servir como una diana más para el tratamiento de los pacientes con ictus por ateroesclerosis intracraneal.

Bang OY et al: Association of the metabolic syndrome with intracranial atherosclerotic stroke. Neurology 65:296, 2005  [PubMed: 16043803]

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.