Skip to Main Content

+

La dependencia de la heroína continúa siendo un importante problema de salud pública en los Estados Unidos. El mantenimiento de los opioides, generalmente con metadona, así como los programas de desintoxicación son dos métodos distintos que se utilizan para ayudar a estos pacientes. Los programas de desintoxicación con frecuencia no resultan atractivos para los pacientes debido al miedo a las molestias que se asocian con la abstinencia de los opioides. Los programas de desintoxicación con internamiento intentan comenzar el tratamiento con un antagonista de los opioides como la naltrexona al mismo tiempo que se mejoran los síntomas de abstinencia de estos pacientes con diferentes fármacos.

+

Un nuevo método consiste en la denominada terapia de desintoxicación "ultrarrápida" en la que se administra anestesia general, tras lo cual se introduce la naltrexona. Esta técnica se promociona como una alternativa rápida e indolora a los métodos habituales de desintoxicación, pero conlleva el riesgo de efectos adversos graves y resulta cara. Un ensayo reciente ha comparado esta desintoxicación ultrarrápida de forma aleatorizada con dos métodos de desintoxicación empleados en pacientes ingresados a base de clonidina y el agonista opiáceo parcial de receptores mu, la buprenorfina, para controlar los síntomas de la abstinencia.

+

Se aleatorizaron 100 pacientes en tres grupos, según se controlara la abstinencia de la heroína con (1) anestesia; (2) buprenorfina; o (3) clonidina, y a continuación se introdujo la naltrexona. El análisis mostró que los tres grupos no presentaron diferencias significativas en cuanto a la capacidad de los pacientes para completar el programa completo de desintoxicación de 12 semanas en régimen de ingreso hospitalario. La intensidad de los síntomas de abstinencia no presentó diferencias significativas entre los tres grupos. A pesar de haberse descartado y excluido pacientes con factores de riesgo para las complicaciones de la anestesia, en el grupo sometido a anestesia tres pacientes presentaron efectos adversos graves. Un paciente sufrió edema pulmonar y neumonía por aspiración, mientras que los otros dos efectos adversos consistieron en cetoacidosis diabética y un episodio bipolar que requirió hospitalización.

+

Los autores concluyen que el protocolo de apoyo con anestesia no demostró ninguna ventaja frente a métodos más baratos que conllevan un riesgo menor de efectos adversos graves. Este estudio debería servir para atenuar el entusiasmo por este programa ultrarrápido de desintoxicación tanto entre los pacientes como entre los médicos.

Collins ED et al: Anesthesia-ssisted versus buprenorphine- or clonidine-assisted heroin detoxification and naltrexone induction. JAMA 294:903, 2005  [PubMed: 16118380]

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.