Skip to Main Content

+

La tuberculosis continúa siendo una infección grave en todo el mundo. En los países con tasas bajas o intermedias de tuberculosis, el tratamiento de la infección latente es importante para prevenir los casos de enfermedad activa. La prueba cutánea de la tuberculina (TST, del inglés tuberculin skin test) se ha utilizado durante años para diagnosticar la infección latente, pero está limitada por sus frecuentes resultados falsos positivos debido a las reacciones cruzadas de antígenos de micobacterias atípicas y al antecedente de vacunación con el bacilo de Calmette-Guérin (BCG). Recientemente se ha comenzado a utilizar una prueba del interferón gamma (IFN-γ) en sangre periférica que mide las respuestas a dos antígenos específicos de Mycobacterium tuberculosis: la diana antigénica 6 de secreción precoz (ESAT-6) y la proteína 10 del filtrado de cultivo (CFP-10). Estudios anteriores han demostrado que esta prueba es sensible y específica en el diagnóstico de la tuberculosis activa y en la valoración de nuevas infecciones después de haber estado expuesto a un paciente con tuberculosis activa. Todavía no ha sido estudiada su utilidad en áreas con un grado endémico de tuberculosis intermedio. Kang et al. (2005) llevaron a cabo un estudio en Corea, donde la incidencia de tuberculosis activa es intermedia y la vacunación frente a la tuberculosis es obligatoria. Quisieron determinar si la prueba del IFN-γ reflejaría mejor que la TST el riesgo de infección tuberculosa latente y el grado de exposición.

+

Los pacientes reclutados entre el 1 de Febrero de 2004 y el 28 de Febrero de 2005 fueron repartidos en uno de estos cuatro grupos: estudiantes de medicina sanos sin exposición conocida a la tuberculosis, miembros de la plantilla de un hospital sanos que hubieran tenido sólo contacto casual con pacientes con tuberculosis pulmonar activa, contactos muy próximos (>8 h diarias) de pacientes con tuberculosis con tinción positiva, y pacientes con tuberculosis pulmonar activa. Basándose en encuestas de prevalencia anteriores, los autores calcularon para la infección tuberculosa en Corea una tasa de prevalencia del 33%. Tras la extracción de sangre para la prueba del IFN-γ, se realizó una TST que fue leída 48-72 horas después.

+

Todos los participantes fueron seronegativos para el VIH. El grupo I tenía 99 personas, 72 el grupo 2, 48 el grupo 3 y 58 el grupo 4. Únicamente 4 pacientes (en el grupo 4) tuvieron unos resultados intermedios y fueron excluidos de posteriores análisis. Utilizando como punto de corte una induración de 10 mm, las tasas de positividad para la TST en los grupos 1 a 4 fueron de 51%, 60%, 71% y 78%, respectivamente. Por el contrario, las tasas de positividad para la prueba del IFN-γ en los cuatro grupos fueron de 4%, 10%, 44% y 81%, respectivamente. La probabilidad de una prueba del IFN-γ positiva a través de los cuatro grupos se multiplicó por un factor de 5.31 (CI 95%, 3.62-7.79), y el aumento de la probabilidad de una TST positiva a través de los cuatro grupos tuvo un factor ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.