Skip to Main Content

+

El suicidio continúa siendo una causa extremadamente frecuente, y quizás evitable, de muerte en todo el  mundo, siendo responsable de la pérdida de casi 900 000 vidas en el año 2002. En los Estados Unidos, la tasa de intentos de suicidio calculada por sondeos de base poblacional es del 0.6%, con una tasa de ideación suicida del 3.3% en la población general. Los autores de un reciente estudio (Mann et al., 2005) fueron un grupo de expertos de 15 países que se reunieron en 2004 para realizar una revisión sistemática de los datos sobre los métodos de prevención del suicidio.

+

Una búsqueda bibliográfica informatizada identificó más de 5000 artículos sobre la prevención del suicidio, de los cuales 93 fueron incluidos en este estudio por su evaluación tanto de los criterios principales de valoración de disminución de intentos de suicidio o de suicidio consumado o de ideación suicida, como de los criterios de valoración intermedios que comprendieran aquellas conductas que facilitan la búsqueda de ayuda, la identificación de los pacientes con riesgo, el comienzo de un tratamiento y la frecuencia de prescripción de antidepresivos.

+

La extraordinaria heterogeneidad de los métodos de estos artículos no permitió realizar un metaanálisis formal y, de hecho, sólo fueron identificados 18 ensayos controlados aleatorizados y 24 estudios de cohortes, todos de diferente tamaño. (El resto de los estudios incluidos fueron de base poblacional o metaanálisis). Los autores concluyeron que las mejores pruebas disponibles sobre la prevención del suicidio consisten en la educación de los médicos para reconocer y detectar la depresión de sus pacientes, así como la restricción del acceso a posibles medios letales de los pacientes con riesgo de suicidio. La detección por los médicos, independientemente de su especialidad,  de la depresión y de probable ideación suicida es extremadamente importante porque casi dos terceras partes de los pacientes que llegan a suicidarse han consultado con un médico en el último mes. Los autores no han encontrado suficientes datos en la bibliografía que indiquen que otras estrategias puedan limitar el suicidio, como los tratamientos antidepresivos, la psicoterapia, la educación pública y el seguimiento tras un intento de suicidio.

+

Todos los médicos deben conocer la alta incidencia de suicidio en la población general y tener conocimientos para detectar en todos sus pacientes la depresión y la posible ideación  suicida, pues la detección sistemática es el medio más eficaz para prevenir el suicidio. Esta revisión sistemática deja muy claro que son necesarios estudios más rigurosos para evaluar otros métodos que puedan reducir de forma eficaz el riesgo de suicidio en la población general y en aquellas personas con enfermedades psiquiátricas conocidas.

Mann JJ et al: Suicide prevention strategies: A systematic review. JAMA 294:2064, 2005  [PubMed: 16249421]

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.