Skip to Main Content

+

La colecistectomía laparoscópica se ha convertido en la técnica de elección para la resección sistemática de la vesícula biliar. Sin embargo, en los últimos años, los investigadores han intentado mejorar aún más la técnica estándar para disminuir la agresividad de la misma, reduciendo el número, y con mayor frecuencia el tamaño, de los puertos de intervención, así como el tamaño de los instrumentos. A pesar de varios ensayos recientes, aún no se han determinado las posibles ventajas del uso de instrumentos miniaturizados para la colecistectomía laparoscópica (LC, del inglés laparoscopic cholecystectomy). Recientemente, Novitsky et al. (2005) han estudiado si la técnica de colecistectomía por minilaparoscopia (M-LC) ocasiona menor dolor de la incisión y mejores resultados estéticos que la colecistectomía laparoscópica convencional (C-LC). El grupo llevó a cabo, en un hospital universitario, un ensayo clínico prospectivo, aleatorizado y ciego para el paciente y el observador. Los autores aleatorizaron a 79 pacientes programados para laparoscopia electiva para que fueran intervenidos mediante una de las dos técnicas. Los criterios de exclusión comprendieron las categorías III o IV de la American Society of Anesthesiologist Classroom y una edad superior a los 70 años. También fueron factores de exclusión los trastornos hepáticos o de la coagulación, el antecedente de cirugía abdominal mayor y la colecistitis o coledocolitiasis agudas. Los autores practicaron LC convencional o mediante instrumentos miniaturizados. Los criterios principales de valoración fueron la edad y el sexo del paciente, el tiempo quirúrgico, la pérdida de sangre y las complicaciones intraoperatorias. Además, también se valoraron el dolor precoz y tardío por la incisión, y los resultados estéticos. Los autores practicaron 33 C-LC y 34 M-LC.

+

Durante este estudio, el grupo tuvo la necesidad de llevar a cabo ocho conversiones a la técnica convencional (C-LC) tras intentar utilizar minipuertos. En ninguno de los dos grupos se produjeron complicaciones importantes intraoperatorias ni postoperatorias. La puntuación media de dolor por la incisión en el primer día del postoperatorio fue significativamente menor en el grupo de la M-LC. No se produjeron diferencias significativas en la puntuación media de dolor en los días 3, 7 y 28 del postoperatorio. Alrededor del 90% de los pacientes del grupo de la M-LC estaba libre de dolor a los 28 días del postoperatorio, frente al 74% del grupo de la C-LC. Los resultados estéticos fueron superiores con la M-LC según la valoración de las enfermeras del estudio y la de los propios pacientes. Novitsky et al. concluyeron que la colecistectomía laparoscópica puede practicarse de forma segura utilizando un puerto umbilical de 10 mm, un puerto epigástrico de 5 mm, un puerto subcostal de 2 mm y un puerto lateral de 2 mm. Estos autores sugieren además que la minilaparoscopia puede ofrecerse de forma sistemática a muchos pacientes adecuadamente seleccionados que van a someterse a colecistectomía laparoscópica electiva.

+

 

Novitsky YW et al: Advantages of mini-laparoscopic vs conventional laparoscopic cholecystectomy. Results of a prospective randomized trial. Arch Surg 140:1178, 2005  [PubMed: 16365239]

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.