Skip to Main Content

+

La esteatosis hepática no alcohólica representa un espectro de anomalías hepáticas que comprenden la esteatosis, la esteatohepatitis, la fibrosis y la cirrosis. En los Estados Unidos, afecta a aproximadamente un 20% de la población adulta. Su prevalencia está directamente relacionada con el índice de masa corporal. Aproximadamente un 85% de las personas extremadamente obesas la padece.

+

Muchos de estos pacientes tienen manifestaciones de un síndrome metabólico que comprende resistencia a la insulina, diabetes y dislipidemia. A estos pacientes se les recomienda habitualmente como tratamiento la pérdida de peso, pero se ha descrito también que una pérdida de peso pronunciada aumenta la inflamación y la fibrosis hepáticas. De hecho, se ha sugerido que la rápida pérdida de peso asociada con la cirugía bariátrica tiene unos efectos más perniciosos que beneficiosos para el hígado, puesto que también se produce un aumento de inflamación y de fibrosis hepáticas tras el ayuno o después de dietas muy hipocalóricas. Por lo tanto, las conferencias de consenso y las revisiones de los expertos han recomendado cautela frente a la rápida pérdida de peso inducida por la cirugía de derivación gástrica en los pacientes con esteatosis hepática no alcohólica.

+

Klein et al. (2006) han publicado los resultados de un ensayo prospectivo que estudia los cambios en la histología del hígado, la inflamación hepática, la formación de fibrosis y la función metabólica después de la cirugía de derivación gástrica en siete pacientes con obesidad mórbida. Un año después de la cirugía, estos pacientes habían perdido una media del 29% de su peso corporal previo a la derivación. Se había producido una mejora del aclaramiento de los ácidos grasos del plasma, una disminución de la tasa de producción endógena de glucosa y una disminución de la tasa de secreción de triglicéridos-VLDL. También se constató una disminución de los factores que conducen a la fibrosis hepática y una reducción de los marcadores de inflamación hepática.

+

Este estudio resulta importante porque demuestra que la pérdida de peso inducida por la cirugía de derivación puede normalizar las anomalías metabólicas que intervienen en la patogenia y la fisiopatología de la esteatosis hepática no alcohólica y puede disminuir la expresión hepática de factores que intervienen en la progresión de la inflamación y la fibrosis hepáticas.

+

El Dr. Paul Angulo (2006) de la Mayo Clinic muestra, en un comentario sobre estos datos, su acuerdo con los alentadores resultados pero añade una llamada a la precaución afirmando que "se desconoce si estas ventajas se traducen en unas menores tasas de morbilidad y mortalidad relacionadas con el hígado"

Angulo P: NAFLD, obesity and bariatric surgery. Gastroenterology 130:1848, 2006  [PubMed: 16697746]
Klein S et al: Gastric bypass surgery improves metabolic and hepatic abnormalities associated with nonalcoholic fatty liver disease. Gastroenterology 130:1564, 2006  [PubMed: 16697719]

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.