Skip to Main Content

+

En el mundo, el adenocarcinoma gástrico y gastroesofágico afecta a alrededor de 900 000 personas cada año, que en su mayoría muere. La enfermedad puede curarse mediante extirpación quirúrgica si se detecta a tiempo, pero los síntomas no suelen determinar que el paciente acuda al médico antes de que la enfermedad haya invadido la pared del estómago y/o el esófago y se haya propagado a los ganglios linfáticos regionales. Los intentos previos de mejorar el pronóstico del adenocarcinoma gástrico mediante un tratamiento adyuvante combinado han producido mejorías modestas en el pronóstico, a expensas de toxicidad. Macdonald et al. (2001) han demostrado que, tras una resección curativa, el 5-fluorouracilo más la radioterapia del campo afectado mejoran la mediana de supervivencia de 27 a 36 meses, aumentando la mediana de supervivencia libre de enfermedad de 19 a 30 meses.

+

Cunningham et al. (2006) han realizado un estudio dirigido a combinar las ventajas de la quimioterapia preoperatoria y postoperatoria. Teóricamente, la quimioterapia preoperatoria puede reducir el tamaño del tumor y mejorar la facilidad y eficacia de la cirugía curativa posterior, y es posible que este tratamiento pudiera convertir en curables a pacientes que no hubieran sido curables sólo mediante cirugía. Los pacientes fueron estudiados mediante pruebas de imagen para valorar el grado de extensión del tumor. Para ser incluido en el estudio, los pacientes debían haber sido considerados como candidatos a resección según las pruebas de imagen. Algunos se sometieron a laparascopia para definir la localización del tumor. Los pacientes candidatos fueron asignados de forma aleatoria a quimioterapia más cirugía o cirugía sola. Los pacientes del brazo de la quimioterapia recibieron tres ciclos de 3 semanas de epirubicina (50 mg/m2, día 1), cisplatino (60 mg/ m2, día 1) y 5-fluorouracilo (200 mg/ m2 diarios en administración IV continua durante 21 días) (el régimen se llamó ECF), seguidos de una resección curativa. La resección curativa se practicó al cabo de 3-6 semanas de haber completado la quimioterapia, y la quimioterapia postoperatoria (3 ciclos adicionales) se inició 6-12 semanas después de la cirugía. Los pacientes asignados aleatoriamente a cirugía sola fueron intervenidos al cabo de 6 semanas de la aleatorización.

+

En el estudio entró un total de 503 pacientes; el 90% de los pacientes asignados a quimioterapia recibieron, todos, tres ciclos antes de la operación. Sin embargo, aproximadamente un tercio de los pacientes que debería haber recibido quimioterapia postoperatoria no lo hizo, fundamentalmente debido a progresión de la enfermedad, fallecimiento o complicaciones posquirúrgicas. El 15% de los pacientes que no completó el tratamiento postoperatorio, simplemente lo rechazó. En conjunto, sólo el 42% de los pacientes asignados aleatoriamente a quimioterapia recibió los seis ciclos.

+

Con una mediana de seguimiento de 4 años, el grupo asignado aleatoriamente a quimioterapia perioperatoria vio reducido el riesgo de recurrencia en un tercio y el riesgo de muerte en un 25%. Se incluyó en el análisis a aquellos pacientes que no completaron toda la quimioterapia prescrita. La supervivencia a los cinco años fue del 36% en el grupo de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.