Skip to Main Content

+

En los EE.UU., la Food and Drug Administration aprobó un activador del plasminógeno tisular (tPA) para su uso intravenoso en las 3 primeras horas desde el comienzo de los síntomas de un accidente cerebrovascular isquémico. Los ensayos aleatorizados sobre el uso del tPA fuera de esta ventana de 3 horas fracasaron debido tanto a falta de eficacia como a una mayor tasa de hemorragia intracerebral. Las imágenes de perfusión y ponderadas en difusión de resonancia magnética (MR) permiten identificar el tejido infartado, así como el tejido en penumbra que corre riesgo de infarto. Un estudio reciente ha intentado determinar si el uso de estas modalidades de imagen podría identificar a aquellos pacientes que pudieran ser tratados con éxito con tPA fuera de la ventana de 3 horas.

+

Este ensayo prospectivo multicéntrico incluyó a 74 pacientes con un diagnóstico clínico de accidente cerebrovascular isquémico pasadas de 3 a 6 horas desde el comienzo de los síntomas. A todos los pacientes se les administró la dosis estándar de tPA  de 0.9 mg/kg por vía IV después de un estudio con MR que incluía imágenes de perfusión y ponderadas en difusión. Se obtuvieron nuevas imágenes adicionales de MR al cabo de 3 a 6 horas de la administración del tPA y nuevamente 30 días después. Los autores intentaron identificar subgrupos clínicos según las características de las imágenes de MR que demostraran una respuesta favorable al tPA en esta ventana de tiempo ampliada. Las características clave de la imagen fueron si la lesión de perfusión mejoraba entre el estudio basal y el repetido 3 a 6 horas después ("reperfusión") y si se producía una desproporción clínica entre las lesiones iniciales de perfusión y de difusión, lo que sugeriría la existencia de una mayor cantidad de tejido en situación de riesgo que de tejido infartado ("desproporción").

+

De los 74 pacientes incluidos en el estudio, 10 no pudieron analizarse debido a estudios de perfusión fallidos y otros 19 fueron excluidos debido a lesiones pequeñas, dejando 45 pacientes en los que podía determinarse la presencia o ausencia de reperfusión precoz. Estos 45 pacientes fueron divididos en cuatro grupos: desproporción con reperfusión precoz (n = 18), desproporción sin reperfusión precoz (n = 16), ausencia de desproporción con reperfusión precoz (n = 4), y ausencia de reperfusión sin reperfusión precoz (n = 7). En los pacientes con una desproporción perfusión/difusión, la reperfusión precoz se asoció de forma significativa con una respuesta clínica favorable en comparación con aquellos pacientes sin reperfusión precoz (56% frente a 19%, p = .039, OR 5.4). En los pacientes sin una desproporción inicial, la reperfusión precoz no resultaba útil. Se identificó un "perfil maligno" en 6 pacientes, definido como una lesión de difusión y/o de perfusión de gran tamaño con una propensión especial a la hemorragia. Este grupo de perfil maligno apenas presentó respuesta clínica favorable (1 de 6 pacientes), y los 3 pacientes de este grupo que mostraron reperfusión precoz experimentaron hemorragia intracerebral sintomática.

+

En este estudio prospectivo, los autores demostraron que la ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.