Skip to Main Content

+

La erradicación de Helicobacter pylori consigue la remisión completa del linfoma del tejido linfoide asociado a la mucosa gástrica (MALT) en aproximadamente el 80% de los casos. Los pacientes que han conseguido una erradicación completa pero mantienen mínimos infiltrados persistentes del linfoma se clasifican actualmente como fracasos del tratamiento y son remitidos para un tratamiento oncológico agresivo.

+

Fischbach et al. (2007) acaban de realizar un estudio para valorar si la estrategia de observar y esperar podría ser una opción segura. Estos investigadores seleccionaron a 108 pacientes de una serie más grande tratada en diferentes centros europeos. Todos los pacientes habían conseguido la erradicación de H. pylori y la normalización de los hallazgos endoscópicos, pero mantenían infiltrados del linfoma, detectables histopatológicamente, a los 12 meses. No se les administró ningún tratamiento oncológico y los pacientes se sometieron a un seguimiento regular con endoscopias y biopsias periódicas. Después de 42 meses de seguimiento, en 102 pacientes (94%) la enfermedad había tenido un curso favorable. De ellos, un 32% consiguió la remisión completa, un 62% no mostró cambios y 6 pacientes mostraron progresión del linfoma sólo local.

+

Estas observaciones sugieren que la estrategia de "observar y esperar" con un seguimiento estrecho y endoscopias y biopsias periódicas constituye un método válido en aquellos pacientes con pruebas histopatológicas claras y mínimas de linfoma gástrico MALT tras la erradicación completa de H. pylori.

Fischbach W et al: Most patients with minimal histologic residuals of gastric MALT lymphoma after success eradication of helicobacter pylori can be managed safely by a watch and wait strategy: experience from a large international series. GUT 56:1685, 2007   [PubMed: 17639089]

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.