Skip to Main Content

+

Los accidentes isquémicos transitorios (TIA, del inglés transient ischemic attacks) se definen habitualmente como accidentes cerebrovasculares isquémicos, con la característica de que los síntomas se resuelven por completo en las primeras 24 horas. Se ha demostrado que los pacientes con TIA tienen un riesgo considerable de sufrir accidentes cerebrovasculares posteriores; por lo tanto, la mayoría de los expertos aconseja llevar a cabo un abordaje agresivo en la búsqueda de su etiología y tratamiento. Los episodios de disfunción neurológica transitoria que no conllevan un déficit focal se consideran generalmente más benignos. Muchos de estos pacientes pueden tener crisis epilépticas, migraña o síncope, pero una gran mayoría continúa sin diagnóstico, y se desconoce su pronóstico a largo plazo. Un reciente estudio (Bos et al., 2007) ha investigado el pronóstico a largo plazo en un amplio grupo de pacientes con accidentes neurológicos transitorios (TNA).

+

Durante 12-15 años, los autores siguieron a más de 6000 pacientes con una edad ≥ 55 años y sin antecedentes de accidente cerebrovascular, infarto de miocardio (MI) o demencia, como parte del estudio poblacional de Rotterdam. Los autores identificaron a pacientes de TNA con síntomas focales, síntomas no focales o síntomas mixtos. Los TNA focales suelen ser clasificados por los neurólogos como TIA, mientras que los TNA no focales a menudo reciben diagnósticos alternativos inespecíficos. Fueron excluidos aquellos pacientes con otros diagnósticos precisos, como migraña, epilepsia y síncope. Los episodios posteriores fueron comunicados por los pacientes e identificados por la revisión de las historias médicas.

+

La edad media de la población del estudio fue de 67.7 años, y casi dos tercios eran mujeres. A lo largo del periodo de estudio se produjeron TNA en 548 de los 6062 pacientes (9.0%): 282 TNA focales, 228 TNA no focales y 38 TNA mixtos. La tasa de incidencia por 1000 personas y año fue de 4.7 [intervalo de confianza (CI) del 95%, 4.1-5.2] para los TNA focales, de 3.8 (CI del 95%, 3.3-4.3) para los TNA no focales, y de 0.6 (CI del 95%, 0.4-0.9) para los TNA mixtos. El riesgo de accidente cerebrovascular posterior fue mayor en todos los pacientes con TNA en comparación con los que no tuvieron TNA [cociente de riesgo (HR), 2.86; CI del 95%, 1.42-5.75], pero no hubo un incremento significativo del riesgo de cardiopatía coronaria ni de demencia.

+

 Utilizando el análisis de regresión de Cox, los autores confirmaron, como era de esperar, que los pacientes con TNA focal tenían un riesgo mayor de accidente cerebrovascular que los que no tenían TNA (HR, 2.14; CI del 95%, 1.57-2.91). Curiosamente, aquellos pacientes con TNA no focal también tenían un riesgo significativamente mayor de accidente cerebrovascular (HR, 1.56; CI del 95%, 1.08-2.28) y de demencia (HR, 1.59; CI del 95%, 1.11-2.26) que los que no tuvieron TNA. Los 38 pacientes con TNA mixto mostraron un riesgo significativamente mayor de accidente cerebrovascular, cardiopatía isquémica, muerte de causa vascular y demencia que aquellas personas sin TNA.

+

En esta cohorte de base poblacional de personas de edad avanzada, los pacientes presentaron ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.