Skip to Main Content

+

Es bien sabido que una de las medidas terapéuticas frente al cáncer de próstata metastásico exige privar al cáncer de testosterona, asumiendo que la testosterona sea un promotor del tumor y que el riesgo de cáncer de próstata fuera mayor en varones con niveles más altos de testosterona. El mayor riesgo de cáncer de próstata en varones negros se ha utilizado para apoyar esta hipótesis, teniendo en cuenta que los varones negros suelen tener unos niveles de testosterona más altos que los varones blancos. El temor a los efectos de promoción del tumor de la testosterona ha sido uno de los argumentos utilizados contra el tratamiento sistemático de sustitución con testosterona en varones ancianos con hipogonadismo. Además, la capacidad del finasteride, un fármaco que inhibe la conversión de testosterona en dihidrotestosterona, para reducir el riesgo de cáncer de próstata en un 25% al cabo de 7 años añade más peso a la hipótesis de que los niveles endógenos de andrógenos contribuyen al riesgo de cáncer de próstata.

+

Al menos 18 estudios han intentado evaluar la relación entre los niveles endógenos de andrógenos y el cáncer de próstata, pero los resultados han sido dudosos. Por este motivo, se formó el Endogenous Hormones and Prostate Cancer Collaborative Group con investigadores que habían publicado previamente sobre la asociación entre hormonas endógenas y cáncer de próstata; se reunieron datos de casi 4000 varones con cáncer de próstata y 6500 controles, que fueron analizados en cuanto al riesgo de cáncer de próstata en función de los niveles de hormonas endógenas. No se encontró ninguna asociación entre el riesgo de cáncer de próstata y las concentraciones séricas de testosterona, determinando la testosterona libre, la dihidrotestosterona, el sulfato de dehidroepiandrosterona, la androstendiona, el glucoronato de andostendiol, el estradiol o el estradiol libre.

+

Parece que tenemos aquí lo que Thomas Huxley denominó "el fin de una hermosa hipótesis por un hecho feo". Teniendo en cuenta la prueba de que los niveles de testosterona no constituyen un factor de riesgo de cáncer de próstata, es necesario generar nuevas hipótesis sobre el origen de esa enfermedad. Además, es posible intentar tratar determinados procesos en los varones ancianos aportándoles testosterona exógena cuando sus niveles endógenos caen. Aún no está definido si el tratamiento con testosterona aumenta el riesgo de cáncer de próstata, pero este riesgo debe dejar de considerarse una contraindicación para el tratamiento sustitutivo con testosterona hasta que haya pruebas de que sea nocivo.

Endogenous Hormones and Prostate Cancer Collaborative Group: Endogenous sex hormones and prostate cancer: A collaborative analysis of 18 prospective studies. J Natl Cancer Inst 100:158, 2008   [PubMed: 18230794]

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.