Skip to Main Content

+

Está netamente establecido el papel de la depresión como factor de riesgo de enfermedad cardiovascular, pero continúa sin explicarse esta asociación. Resulta importante identificar la causa de esta relación para desarrollar nuevos tratamientos que prevengan procesos cardiovasculares. Un estudio reciente ha intentado analizar de forma prospectiva los síntomas depresivos en pacientes con cardiopatía coronaria.

+

Los autores llevaron a cabo un estudio prospectivo de cohorte sobre 1017 pacientes con arteriopatía coronaria estable. Los pacientes candidatos tenían antecedentes de infarto de miocardio, pruebas angiográficas de estenosis mayor del 50% de uno o más vasos coronarios, presencia de isquemia cardiaca en pruebas de estrés, el antecedente de revascularización coronaria o una arteriopatía coronaria documentada por un internista o un cardiólogo. La cohorte abarcó pacientes procedentes de clínicas públicas, de un centro médico universitario y de dos centros médicos de la Administración de Veteranos, todos ellos en el norte de California.

+

Los pacientes se sometieron a una batería estándar de pruebas cardiacas y de laboratorio, incluyendo ecocardiografía, electrocardiografía con Holter, prueba de esfuerzo en cinta sin fin y medición de factores de riesgo vascular y de la proteína C reactiva de alta sensibilidad. Los síntomas depresivos se evaluaron mediante un cuestionario autocomplimentable y validado, el Patient Health Questionnaire (PHQ) de 9 apartados; se creó una variable dicotómica utilizando el punto de corte habitual de 10 o más en el PHQ.

+

Los autores siguieron a los 1017 pacientes durante un tiempo medio de 4.8 años. Se detectó que un total de 199 pacientes (19.6%) presentaban síntomas depresivos. Se produjo un total de 341 procesos cardiovasculares en 4876 personas-años de seguimiento. La tasa anual ajustada para la edad de procesos cardiovasculares fue de 10.0% entre las personas con síntomas depresivos y de 6.7% entre los miembros de la cohorte sin síntomas depresivos (HR, 1.50; CI del 95%, 1.16 a 1.95, p = .002).

+

Se encontraron algunas variables que podrían comportarse como factores de confusión, la mayor parte en relación con la actividad física. Cuando se realizó un ajuste según el grado de actividad física, se redujo en un 31.7% la potencia de asociación entre los síntomas depresivos y los procesos cardiovasculares. Cuando se realizaron ajustes en función de procesos comórbidos y gravedad de la cardiopatía así como de los niveles de proteína C reactiva, la asociación entre enfermedad cardiovascular y depresión se atenuó (HR 1.24; CI del 95%, 0.94 a 1.63, p = .12). Cuando se realizaron nuevos ajustes por factores conductuales como la actividad física no se observó ya relación significativa (HR 1.05; CI del 95%, 0.79 a 1.40, p = .75).

+

Este es un estudio importante que intenta explicar la relación entre la enfermedad cardiovascular y la depresión. En esta cohorte de tamaño razonable parece que dicha relación se explicaba principalmente por factores conductuales, especialmente por la inactividad física. En la bibliografía existe una relación demostrada entre la depresión y la actividad física, pero por este estudio no es posible determinar si son los síntomas depresivos en estos pacientes los que conducen a la inactividad física o si es la ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.