Skip to Main Content

+

La esclerosis lateral amiotrófica (ALS) es un trastorno incurable de las neuronas motoras que suele conducir a la muerte tras meses o años a partir de su diagnóstico, como consecuencia de debilidad progresiva e insuficiencia respiratoria. Aunque un pequeño porcentaje de pacientes tienen una forma familiar, en la mayoría de los casos se trata de un trastorno esporádico. Se han propuesto y estudiado muchos factores de riesgo de esclerosis lateral amiotófica de presentación esporádica, y el consumo de cigarrillos probablemente sea el más respaldado por la bibliografía, aunque los estudios han sido limitados. Un artículo reciente se propuso estudiar esa relación en un gran estudio de cohortes.

+

Los autores utilizaron la cohorte de la European Prospective Investigation into Cancer and Nutrition (EPIC) para analizar, en 10 países europeos, a 517,890 sujetos con edades comprendidas entre los 35 y los 70 años a los que se siguió una mediana de 10 años, con la consiguiente acumulación de datos de más de 4.5 millones de personas-año. Aunque esta cohorte se estableció originalmente para el estudio del cáncer, recientemente se ha centrado la atención en trastornos crónicos más raros, como la ALS. Al entrar en el estudio, se recogían datos sobre hábitos tabáquicos mediante un cuestionario autoadministrado que incluía la condición de fumador en ese momento y previa, así como las fechas de inicio y de abandono del tabaco.

+

Durante el tiempo que duró el estudio se identificaron 118 defunciones por ALS, con una mortalidad bruta de 2.69 por 100,000 personas-año. Esta mortalidad aumentó considerablemente con la edad avanzada, especialmente después de los 70 años, aunque se redujo por encima de los 85. En el momento de la inclusión, 49 (42%) de los casos de ALS declararon no haber fumado nunca, en comparación con 50% del resto de la cohorte. Los fumadores actuales en el momento de su inclusión en el estudio tenían un riesgo significativamente mayor de morir por ALS que los que no habían fumado nunca (HR = 1.89; IC del 95%, 1.14-3.14), y los antiguos fumadores tenían un riesgo de morir por ALS un poco mayor que los que nunca habían fumado (HR = 1.48; IC del 95%, 0.94-2.32). El número de años durante los que se había fumado aumentó significativamente el riesgo de ALS (p = .002), de manera que los fumadores durante más de 33 años tenían un riesgo de morir por ALS más del doble que los no fumadores (HR = 2.16; IC del 95% 1.33-3.53). El número de años desde el abandono del tabaco se asoció con una tendencia a un menor riesgo de muerte por ALS.

+

Los autores proponen varios mecanismos posibles para explicar esta relación entre el consumo de cigarrillos y la esclerosis lateral amiotrófica, incluyendo la inhalación de varias toxinas que pueden producir estrés oxidativo y la exposición al formaldehído, aunque no se ha probado definitivamente ninguno de esos mecanismos.

+

Aunque atractivo, el estudio presentado tiene varias limitaciones. A pesar del gran número de sujetos de la cohorte, el número de pacientes con ALS ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.