Skip to Main Content

+

La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia y se caracteriza anatomopatológicamente, en parte, por la acumulación de formas anómalas de amiloide-β. Estas proteínas anómalas se forman mediante una enzima secretasa-γ que segmenta la proteína precursora de amiloide-β (APP, de β-amyloid precursor protein). Una estrategia incipiente para el tratamiento de la enfermedad consiste en la administración de inhibidores de la enzima secretasa-γ que tienen la capacidad de bloquear la creación de formas patógenas de amiloide-β. Una reciente publicación (Green et al., 2009) ha dado a conocer los resultados de un gran estudio sobre tarenflurbil, que modula la actividad secretasa-γ y reduce la producción de formas más tóxicas de amiloide.

+

Tras los prometedores datos obtenidos en ratones y, en fase 2, en seres humanos, los autores llevaron a cabo un estudio aleatorizado, con doble enmascaramiento, de tarenflurbil (800 mg dos veces al día) frente a placebo durante 18 meses en más de 100 centros. Inicialmente se incluyeron pacientes con enfermedad de Alzheimer leve (puntuaciones del Mini-Mental State Examination de 20–26) o moderada, pero después de los resultados de la fase 2, se excluyó a los pacientes con enfermedad moderada. Hubo múltiples exclusiones, por signos de epilepsia, lesión cerebral focal o trastorno psiquiátrico mayor. Los dos criterios de valoración coprimarios utilizados a los 18 meses fueron alteración de la cognición, evaluada por la Alzheimer Disease Assessment Scale-Cognitive Subscale (ADAS-Cog) y capacidad funcional, evaluada por el Alzheimer Disease Cooperative Study Activities of Daily Living (ADCS-ADL).

+

Se distribuyó de manera aleatorizada a 1684 pacientes, de los que completaron el estudio 1046. Las características iniciales fueron similares en los grupos de tarenflurbil y de placebo. Las tasas de interrupción fueron 33% en el grupo de placebo y 40% en el de tarenflurbil (p = .006). No se observaron diferencias significativas entre los dos grupos respecto a ninguno de los criterios de valoración coprimarios examinados usando un análisis por intención de tratar (p = .48). Los criterios de valoración secundarios, examinados de manera similar, no mostraron diferencias; sin embargo, la puntuación de la suma de cuadros del Clinical Dementia Rating, una escala funcional de la vida cotidiana, fue significativamente favorable al placebo a los 18 meses (p = .004). Los efectos adversos, que fueron algo más frecuentes en el grupo del tarenflurbil incluyeron mareo, anemia, eosinofilia e infecciones.

+

Los resultados de este estudio son bastante desalentadores, demostrando que el tarenflurbil no produjo efecto alguno sobre la enfermedad de Alzheimer leve, a pesar de los prometedores estudios previos. El estudio tuvo una potencia adecuada y, aunque se pueda argumentar que podían haber sido más eficaces dosis mayores del fármaco, no hay ningún resultado en este estudio que apoye nuevas investigaciones con el mismo. Por último, otra sustancia antiamiloide tampoco ha sido de ayuda para pacientes con enfermedad de Alzheimer. O bien esos estudios no están incluyendo a pacientes en un estadio suficientemente precoz del trastorno o la estrategia de centrarse exclusivamente en el amiloide para el ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.