Skip to Main Content

+

Los pacientes con epilepsia resistente al tratamiento médico se pueden beneficiar de una variedad de intervenciones resectivas dirigidas a la curación del trastorno subyacente, hasta eliminar por completo las convulsiones o reducir satisfactoriamente las dosis de antiepilépticos (AE) y, por consiguiente, los posibles efectos secundarios. A diferencia de la forma más común de epilepsia del lóbulo temporal, hay pocos datos sobre las tasas de éxito tras intervenciones quirúrgicas por epilepsia neocortical, que suele deberse a una lesión evidente en el neocórtex, como displasia cortical o tumor subyacente. Un reciente estudio (Park et al., 2010) se propuso evaluar las tasas de éxito de la cirugía en una gran cohorte de pacientes con epilepsia neocortical resistente al tratamiento.

+

Los autores informan sobre los resultados de 223 pacientes consecutivos con esta patología, sometidos a seguimiento regular tras una intervención quirúrgica. De esos pacientes, 100 presentaban epilepsia neocortical del lóbulo temporal; 69, epilepsia neocortical del lóbulo frontal; 25, epilepsia neocortical del lóbulo occipital; 23, epilepsia neocortical del lóbulo parietal y 6, epilepsia multifocal. En la resonancia magnética de 139 (62.3%) pacientes se observaron lesiones que se consideraron responsables de la epilepsia. La anomalía patológica que se observó con mayor frecuencia tras la intervención fue displasia cortical (64% de los casos).

+

De los 223 pacientes, 147 (66%) fueron objeto de un intento de reducción de las dosis de AE. Tras la reducción inicial, todos los pacientes fueron vigilados durante al menos un año, con una media de seguimiento de 72.6 meses (intervalo, 12–138 meses). La mediana del periodo exento de convulsiones antes de intentar disminuir la dosis fue de 7 meses (media, 12.5 meses). En total, 73 pacientes (33%) lograron la suspensión completa de los AE y 59 (81%) de ellos siguieron sin convulsiones. Un total del 27% de los pacientes se mantuvo sin convulsiones después de la intervención y sin tomar ningún AE. Otro 27% permaneció sin convulsiones pero siguió necesitando fármacos AE.

+

El 53% (78 pacientes) sufrió recaída de las convulsiones durante la reducción progresiva o después de la suspensión. Un análisis multifactorial determinó los siguientes factores de riesgo independientes de recurrencia de las crisis: iniciar la reducción progresiva antes del noveno mes del postoperatorio, ausencia de lesión focal en la resonancia magnética, convulsiones entre la operación y el intento de reducción de los AE y epilepsia de larga duración (>11 años) antes de la intervención quirúrgica. En comparación con su pauta antes de la cirugía, el número de AE utilizados en estos pacientes disminuyó en el 51%, permaneció igual en el 19% y aumentó en el 30%.

+

Este importante estudio vuelve a mostrar cierto éxito de la cirugía resectiva en pacientes con epilepsia, esta vez en aquellos con epilepsia neocortical resistente al tratamiento. Se trata de un tipo de epilepsia cuyas crisis se encuentran entre las más difíciles de controlar; llama la atención que más de una cuarta parte se mantuviera totalmente libre de convulsiones y sin necesidad de tomar AE durante el periodo estudiado; esta “tasa de curación” es comparable ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.