Skip to Main Content

+

La enfermedad diverticular es causa frecuente de episodios abdominales agudos que requieren hospitalización y administración de antibióticos por vía intravenosa. Se suele recomendar la resección electiva del sigma tras una diverticulitis recurrente no complicada o después de un episodio complicado. Sin embargo, no hay consenso hasta la fecha sobre el uso de la cirugía laparoscópica frente a la resección abierta del sigma para esta enfermedad.

+

Recientemente, Russ et al. (2010) analizaron datos de una gran base de datos multicéntrica, mantenida de manera prospectiva, para determinar si el uso de laparoscopia con tratamiento electivo de la enfermedad diverticular reducía la frecuencia de complicaciones en comparación con la cirugía abierta (independientemente de las enfermedades concomitantes preoperatorias).

+

Su análisis incluyó datos de casi 7000 pacientes sometidos a intervención electiva por enfermedad diverticular entre 2005 y 2008, aproximadamente la mitad mediante cirugía abierta y los demás con procedimientos laparoscópicos. Tras corregir los resultados teniendo en cuenta la probabilidad de morbilidad, la incidencia global de complicaciones fue significativamente menor en los pacientes sometidos a procedimientos laparoscópicos. Los autores concluyeron que el uso de laparoscopia para el tratamiento de la enfermedad diverticular, en ausencia de contraindicaciones absolutas, produce menos complicaciones postoperatorias que la cirugía abierta.

+

En un editorial adjunto, Bordeianou y Rattner (2010) hacen hincapié en recomendar cautela a la hora de interpretar estos datos para señalar que la cirugía laparoscópica es el tratamiento adecuado de la enfermedad diverticular en la mayoría de los casos. Indican que, en la actualidad, el 98% de los pacientes a los que se practica resecciones de sigma por diverticulitis en los Estados Unidos son operados por cirujanos que realizan, como máximo, 10 colectomías al año; incluso alrededor del 65% de esos pacientes lson operados por cirujanos que realizan 3 colectomías, o menos, al año. Comentan que “dada la pronunciada curva de aprendizaje de la colectomía laparoscópica, sería imprudente aprobar un método laparoscópico como tratamiento de referencia, a menos que se obligue a que todas las colectomías las realicen cirujanos especialmente adiestrados en centros con gran volumen, lo que, claramente, no es posible ni práctico.”

+

Pasan a expresar su opinión de que “aun cuando la colectomía laparoscópica puede ser superior a la colectomía abierta para muchos pacientes con diverticulitis, no es la única opción adecuada.”

Bordeianou L, Rattner D: Is laparoscopic sigmoid colectomy for diverticulitis the new gold standard? Gastroenterology 138:2213, 2010
Russ AJ et al: Laparoscopy improves short-term outcomes after surgery for diverticular disease. Gastroenterology 138:2267, 2010

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.