Skip to Main Content

+

Las infecciones de piel y tejidos blandos (SSTI, del inglés skin and soft tissue infections), incluyendo celulitis y abscesos, son frecuentes en pacientes hospitalizados. Además, se ha asociado la aparición extrahospitalaria de Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (MRSA, del inglés methicillin-resistant Staphylococcus aureus) con un notable aumento de visitas ambulatorias por SSTI. Se sabe poco sobre la epidemiología, el tratamiento y la evolución clínica de las SSTI hospitalarias. Jenkins et al. (2010) se propusieron identificar oportunidades de mejorar la asistencia sanitaria y reducir el uso inadecuado de antibióticos mediante una descripción detallada de las características clínicas de las SSTI en pacientes hospitalizados.

+

Se llevó a cabo el estudio en un centro médico universitario en Denver, identificando a los pacientes dados de alta en 2007 con un diagnóstico primario de SSTI y recogiendo información sobre características demográficas, enfermedades concomitantes, uso de antibióticos, estudios microbiológicos y radiográficos, drenajes, tratamiento antibiótico al alta y encuentros clínicos en los 30 días posteriores al alta. Se clasificaron las infecciones en una de las tres categorías siguientes, mutuamente excluyentes: celulitis, absceso cutáneo o SSTI con factores de complicación. El criterio primario de valoración de interés fue el fracaso clínico, definido como combinación de fracaso del tratamiento (cambio de antibióticos o necesidad de nuevo drenaje >7 días tras el comienzo del tratamiento), recurrencia de la infección o reingreso hospitalario en 30 días.

+

De 404 pacientes con un diagnóstico principal al alta de SSTI, 322 fueron incluidos en el análisis. De estos, 66 (20%) presentaban celulitis; 103 (32%), absceso cutáneo y 153 (48%), SSTI con factores de complicación. Se documentaron infecciones asociadas a la asistencia sanitaria en 43 pacientes (13%) y 41 (13%) presentaban afectación de los tejidos profundos. Las infecciones graves, considerando como tales las que cursaron con ingreso en cuidados intensivos, bacteriemia o fascitis necrosante, fueron infrecuentes. Se determinaron velocidad de sedimentación globular y nivel de proteína C reactiva casi en el 70% de los pacientes. Se solicitaron con frecuencia estudios radiográficos, desde un 69% en pacientes con abscesos cutáneos hasta un 94% en pacientes con celulitis. Se diagnosticó infección de tejidos profundos en solo el 1% de radiografías simples, en el 0.3% de ecografías, en el 2% de las CT y en el 1% de las  MRI. Entre 150 pacientes con cultivos positivos de abscesos, tejidos profundos o sangre, S. aureus (incluyendo MRSA) y estreptococos fueron los más frecuentes, aislándose en 145 pacientes (97%). Casi siempre que se identificaron microorganismos gramnegativos o anaerobios, fue en presencia de S. aureus o de estreptococos. Se administró vancomicina al 73–79% de los pacientes durante una mediana de 3 días en cada grupo. Los pacientes recibieron antibióticos de amplio espectro contra organismos aerobios gramnegativos y contra microorganismos anaerobios en el 61–80% y en el 73–83% de los casos, respectivamente. A la mayoría de los pacientes se les administró el tratamiento durante dos semanas. Se produjo fracaso del tratamiento, el criterio primario de valoración, en el 12.1% de los pacientes con celulitis, en el 4.9% de los que presentaban absceso ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.