Skip to Main Content

+

Los pacientes con aneurismas intracraneales rotos son tratados con grapas quirúrgicas o mediante la colocación de resortes endovasculares en el aneurisma para evitar que se vuelva a romper, una complicación que conlleva morbilidad y mortalidad elevadas. Tras los recientes estudios que demostraron la superioridad de las técnicas endovasculares, el uso de las endoprótesis ha ido en aumento en todo el mundo. Con estas técnicas se puede tratar a algunos pacientes con aneurismas aún no rotos pero considerados de alto riesgo. Existen numerosas endoprótesis vasculares, pero no se han realizado grandes estudios aleatorizados que las comparen. El objetivo de un estudio aleatorizado publicado recientemente fue determinar si se obtienen mejores resultados con endoprótesis de platino o con endoprótesis cubiertas (White et al., 2011).

+

Se distribuyó de manera aleatoria a pacientes con rotura de un aneurisma o con un aneurisma cerebral no roto de 2–25 mm y en los que se consideraba adecuado el tratamiento endovascular para ser tratados con las endoprótesis estándar de platino o con endoprótesis cubiertas de hidrogel que, en teoría, podrían conducir a un taponamiento más eficaz del aneurisma y a una mejor estabilidad del mismo después del tratamiento. El estudio se realizó en 24 centros de 7 países y fue financiado por los fabricantes de las endoprótesis de hidrogel. El criterio primario de valoración fue la proporción de pacientes en los que se demostró la recurrencia de los aneurismas en la angiografía a los 18 meses (p. ej., una parte del aneurisma ocupada previamente por la endoprótesis estaba ahora llena de contraste en la angiografía); en aquellos pacientes sin datos angiográficos disponibles a los 18 meses, también se tuvieron en cuenta las muertes relacionadas con el procedimiento y la morbilidad en este criterio combinado, clínico y angiográfico.

+

Se incluyó en el estudio a 499 pacientes, alrededor del 20% de los pacientes sometidos al cribado. No se produjeron diferencias significativas en la tasa del criterio primario de valoración adverso entre el grupo de la endoprótesis de hidrogel y el de la de platino: 28% frente a 36%; odds ratio (OR), 0.73; intervalo de confianza (IC) al 95% 0.49–1.1; p = .13. Un grupo significativamente menor de pacientes (8.6% menor) del grupo del hidrogel presentó recurrencias angiográficas importantes (OR, 0.7; IC al 95%, 0.4–1.0; p =.049). El subgrupo de pacientes con aneurismas rotos presentó una cantidad de criterios primarios de valoración adversos significativamente mayor con las endoprótesis de platino que con las de hidrogel (OR, 2.08; IC al 95%, 1.24–3.46; p = .014). No se observaron diferencias en la proporción de pacientes de cada grupo que habían muerto o que eran dependientes a los 18 meses. Otros criterios clínicos de valoración estudiados, incluyendo hemorragias de repetición y tasas de retratamiento no fueron significativamente diferentes entre los grupos.

+

Los resultados de este estudio son los primeros en demostrar que las endoprótesis cubiertas son equivalentes a las de platino para el tratamiento de los aneurismas, aunque en análisis de subgrupo hubo una indicación de que, en ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.