Skip to Main Content

+

La ateroesclerosis intracraneal es causa importante de ictus isquémico en todo el mundo. La acumulación de placa ateroesclerótica en las principales arterias intracerebrales puede dar lugar a un ictus o un accidente isquémico transitorio (TIA, del inglés transient ischemic attack) y cuando la estenosis asociada es grave (70–99%), aumenta el riesgo de recurrencia del ictus en estos pacientes (casi 25% en 1 año). Dos estrategias que se utilizan para abordar este trastorno son el tratamiento médico intensivo y la angioplastia transluminal percutánea con colocación de endoprótesis (PTAS, del inglés percutaneous transluminal angioplasty and stenting), técnica que está  ganando aceptación en muchos países. Recientemente, un gran estudio (Chimowitz et al., 2011) ha comparado ambas estrategias con el fin de orientar en el futuro la toma de decisiones terapéuticas en pacientes con ateroesclerosis intracraneal.

+

Los autores realizaron un gran estudio aleatorizado, patrocinado por los National Institutes of Health, en 50 centros de Estados Unidos utilizando el sistema de endoprótesis autoexpandible Wingspan, autorizado por la FDA. Los pacientes incluidos habían sufrido un TIA o un ictus no discapacitante en los 30 días previos causado por una estenosis del 70–99% de una arteria intracraneal importante. Se les distribuyó de manera aleatoria para someterse a PTAS y tratamiento médico intensivo o tratamiento médico intensivo solo, consistente en un fármaco antiplaquetario combinado con 325 mg de ácido acetilsalicílico y 75 mg de clopidogrel diariamente, así como una reducción dirigida de factores de riesgo vasculares, teniendo como objetivo unas lipoproteínas de baja densidad <70 mg/dL (conseguido con rosuvastatina) y una tensión arterial sistólica <140 mmHg (<130 mmHg en los pacientes con diabetes). Los pacientes del grupo de la PTAS fueron tratados por neurointervencionistas expertos que fueron certificados para participar en el estudio. El tratamiento médico intensivo fue idéntico en ambos grupos.

+

En el estudio se distribuyó de manera aleatoria a 451 pacientes, 227 solo para tratamiento médico y 224 para PTAS más tratamiento médico, con un entrecruzamiento de alrededor del 5% en cada grupo. El criterio primario de valoración fue ictus o muerte en los 30 días posteriores a la inclusión o ictus en el territorio de la arteria afectada después de 30 días. Se interrumpió el estudio precozmente a raíz de que el comité de seguridad y vigilancia de los datos expresara su preocupación sobre los ictus relacionados con el procedimiento en el grupo de la PTAS.

+

La tasa de ictus o de mortalidad a los 30 días fue 14.7% en el grupo de la PTAS y 5.8% en el de tratamiento médico aislado (p = .002). De los 33 ictus en el grupo de la PTAS, 25 se produjeron en las 24 horas posteriores al procedimiento; los otros 8 en los primeros 6 días. El riesgo de ictus relacionado con el procedimiento no disminuyó durante el periodo de inclusión, y no se produjeron diferencias significativas entre las tasas de centros con muchas inclusiones y las de otros centros. Después de 30 días, se produjeron en cada grupo otros 13 ictus en el territorio de la arteria afectada. Al año, las tasas del criterio primario de valoración fueron 20% en el grupo de la PTAS y 12.2% en el de tratamiento médico (p = .009). Los criterios secundarios de valoración, incluyendo la tasa de cualquier ictus y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.