Skip to Main Content

+

Los pacientes con cefalea en brotes padecen un síndrome sumamente doloroso de cefalea primaria que se caracteriza por ataques recurrentes de dolor ocular unilateral acompañado de síntomas neurovegetativos como lagrimeo, rinorrea, hiperemia conjuntival y ptosis. Esos ataques duran de 15 minutos a 3 horas y pueden tener lugar varias veces al día. Los ataques suelen presentarse en "brotes" que duran semanas o meses y que suelen remitir de manera espontánea. El tratamiento de esta cefalea incluye fármacos abortivos, que se toman cuando comienza el dolor, y preventivos. Sin embargo, estos últimos suelen tardar en hacer efecto, lo que deja un periodo de transición durante el que es necesario suprimir los frecuentes ataques de este doloroso trastorno. Un reciente estudio (Leroux et al., 2011) se propuso analizar la eficacia de las inyecciones suboccipitales de esteroides dirigidas al nervio occipital mayor, basándose en parte en el resultado satisfactorio de pequeños estudios y en la observación de que los corticoesteroides por vía oral pueden ser eficaces en esa fase transitoria.

+

Se realizó un estudio monocéntrico aleatorizado, comparativo, con placebo y doble enmascaramiento, de 90 días, en pacientes adultos que cumplían los criterios establecidos de cefalea en brotes y habían padecido una media de más de dos ataques al día durante los tres días anteriores a la aleatorización. Los pacientes con cefalea en brotes episódica tenían que haber permanecido en fase actual de dolor durante no más de un mes. Se distribuyó a los pacientes en una proporción 1:1 para que recibieran tres inyecciones suboccipitales del esteroide de acción prolongada cortivazol o bien solución salina. En los pacientes con cefalea en brotes episódica se inició también el tratamiento preventivo con verapamilo a dosis crecientes.

+

Se incluyó en el estudio a 28 pacientes con cefalea en brotes episódica y a 15 con cefalea en brotes crónica. Los grupos de tratamiento se emparejaron bien al inicio. En comparación con el grupo control, un número significativamente menor de pacientes del grupo del cortivazol tuvieron una media de más de dos ataques en el segundo, tercero y cuarto días tras las inyecciones:  1 de los 21 que recibieron cortivazol frente a 10 de los 22 controles, lo que arroja odds ratio de 14.5 con un intervalo de confianza (IC) al 95% de 1.8–116.9 (p = .012). Los pacientes aleatorizados al grupo del cortivazol presentaron menos ataques en los primeros 15 días del estudio que los que recibieron placebo (diferencia media, 19.7; IC al 95%, 6.8–32.6; p = .004). El cortivazol produjo remisión de una semana de duración siete días antes que el placebo, por término medio. No se observaron diferencias entre los pacientes con las formas episódica y crónica de cefalea en brotes. A los 30 días, no existían diferencias significativas entre los dos grupos respecto al número de pacientes con no más de dos ataques al día; esta falta de eficacia mantenida puede haberse debido a la desaparición del fármaco inyectado o al efecto del verapamilo en ambos grupos.

+

Los efectos ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.