Skip to Main Content

+

Los pacientes con cefalea crónica plantean una situación especialmente difícil a los médicos que tratan de aliviarles el dolor y evitar la discapacidad. Durante casi tres décadas, la dihidroergotamina (DHE) por vía IV ha sido una opción para el tratamiento de la migraña resistente al tratamiento, tanto en atención de urgencias como en ingreso hospitalario. Por presentar una experiencia contemporánea con este fármaco, Nagy et al. (2011) estudiaron una gran serie de casos en los que se utilizó DHE IV frente a diversos tipos de cefalea y con una pauta de dosificación más prolongada.

+

Se entrevistó retrospectivamente a un subgrupo de 163 de los 446 pacientes tratados con DHE IV durante un periodo de 5 años en un solo centro londinense. Se incluyó a 110 mujeres y a 52 varones, con una edad media de 45 años. Los diagnósticos fueron migraña crónica en 114 (70%), cefalea en brotes en 38 (23%) y cefalea diaria persistente de nueva aparición en 11 (7%). Un paciente sufría migrañas con aura y además cefalea diaria persistente de nueva aparición. Todos fueron tratados con un protocolo intrahospitalario de DHE IV que constaba de 5 días de tratamiento, con el objetivo de conseguir una dosis acumulada de 11.25 mg (rango, 8.25–11.25 mg). Las náuseas intensas, conocido efecto secundario, fueron tratadas con diversos antieméticos.

+

Un 74% de los pacientes con migraña refirió mejoría, calificada por la mitad de ellos como moderada o excelente. El 67% refirió ausencia de cefalea durante el tratamiento y el 75% consiguió ausencia de cefalea al cabo de un mes del tratamiento. El efecto sobre estos pacientes con migraña resistente al tratamiento médico duró una media de 28 días. En todos los casos se interrumpieron los fármacos que hubieran utilizado previamente en exceso, incluídos los  narcóticos —razón primordial por la que se recomendaba antiguamente el ingreso para DHE IV. En términos de discapacidad, el 25% refirió menos tiempo de baja laboral tras el tratamiento y el 50% un aumento de la actividad. Los resultados en pacientes con migraña y aura (n=42) no fueron apreciablemente diferentes de los observados en pacientes sin aura.

+

El 84% de los pacientes con cefalea en brotes refirió ausencia de cefalea durante el ingreso para tratamiento con DHE IV; el tiempo medio que tardaron en volver a sufrir los ataques fue 17 días. De los 11 pacientes con cefalea diaria persistente de nueva aparición, solo 2 (18%) refirieron una leve mejoría. En toda la cohorte, el mejor factor pronóstico para conseguir ausencia de dolor en un modelo logístico fue aumentar la dosis de DHE (p = .001); pero las náuseas intensas a pesar de los antieméticos fue factor pronóstico de fracaso (p = .002).

+

El efecto adverso más frecuente fueron las náuseas, referidas por 94 pacientes (58%) y que provocaron la interrupción del tratamiento IV con DHE en 6. También fueron frecuentes los calambres en las piernas y la necesidad de cambiar la vía IV periférica. Otros efectos secundarios durante la administración fueron dolor en extremidades (#26) y ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.