Skip to Main Content

+

Ya se había propuesto la administración de trifosfato 5’ de adenosina (ATP) como medio para diagnosticar a los pacientes con síncope cardioinhibidor. Se trata de una distinción de importancia clínica, ya que es de esperar que los pacientes con síncope cardioinhibidor (síncope neurocardiogénico sin causa dromotropa o cronotropa) se vean protegidos de la recurrencia del síncope, de manera parcial o completa, con la implantación permanente de un marcapasos. Por el contrario, no cabe esperar que los pacientes con síncope vasodepresor (síncope neurocardiogénico de causa principalmente hipotensora), o con otros tipos de síncope que no implican bradicardia o bloqueo auriculoventricular (AV) se beneficien de la implantación de un marcapasos. Aunque algunos resultados anteriores indicaron que la prueba del ATP puede ser útil en este contexto, las limitaciones del diseño del estudio impidieron emitir conclusiones definitivas. El ATP Multicenter Study examinó la prueba de ATP de manera aleatorizada, comparándolo con placebo para intentar caracterizar mejor la utilidad de dicha prueba en pacientes con síncope de origen desconocido (Flammang et al., 2012).

+

Se llevó a cabo el estudio en 10 centros europeos distribuyendo de manera aleatoria a los pacientes con una prueba de ATP positiva (definida como pausa ventricular mayor de 10 segundos que pudiera deberse a bloqueo AV de tercer grado o a bloqueo sinoauricular sin escape) para someterse a “electroestimulación activa” o incluirse en el grupo de control. Fueron criterios de exclusión un estudio electrofisiológico anómalo, un masaje del seno carotídeo positivo, arritmias mantenidas, disfunción del nódulo sinusal y anomalías de la conducción AV. Se sometió a todos los pacientes incluidos a la implantación de un marcapasos permanente. Se programó a los pacientes del grupo de electroestimulación activa a electroestimulación bicameral (DDD a 70 lpm), mientras que a los pacientes del grupo control se les programó electroestimulación auricular (AAI a 30 lpm). En los pacientes del grupo control que presentaron síncope después de la implantación, se reprogramó el dispositivo a electroestimulación bicameral. En los pacientes con electroestimulación activa que presentaron síncope, se pudieron activar los algoritmos de respuesta a la frecuencia o de caída de frecuencia a discreción del médico encargado del tratamiento. En total, se incluyó a 80 pacientes, con edades incluidas entre los 48 y los 91 años (media, 75.9 ± 7.7 años) durante un periodo de 5 años. Las mujeres constituyeron el 81% de los sujetos. No se perdió el contacto con ningún paciente durante el seguimiento. Se describió síncope en el 66% de los pacientes del grupo control y en el 21% del grupo de electroestimulación activa. Con el análisis de Kaplan-Meier se demostró una reducción del 60% del riesgo acumulado de recurrencia del síncope a los dos años con electroestimulación activa, con un cociente de riesgos instantáneos -hazard ratio- proporcional no ajustado de 0.25 (intervalo de confianza -IC- al 95%, 0.12–0.56) y un cociente de riesgos instantáneos -hazard ratio- proporcional ajustado de 0.23 (IC 95%, 0.08–0.60). Entre los 27 pacientes del grupo control con recurrencia del síncope, tras reprogramar al ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.