Skip to Main Content

+

Es probable que los pacientes con demencia requieran más hospitalizaciones agudas que los pacientes de la misma edad que no padecen deterioro cognitivo. Este aumento de las hospitalizaciones se debe a diversas razones, como enfermedades subyacentes, dificultad para reconocer los primeros signos de enfermedad y, tal vez, a la falta de acceso a los médicos de atención primaria al estar recluidos en su domicilio. Phelan et al. (2012) se propusieron investigar la asociación entre demencia e ingresos hospitalarios y determinar si se podía evitar alguno de esos ingresos.

+

Se examinó a participantes de la cohorte Adult Changes in Thought (ACT), un estudio poblacional longitudinal de más de 3500 individuos de 65 años, o mayores, que empezó en 1994. Cada dos años se realizó una detección sistemática de nuevos casos de demencia en miembros de la cohorte. Los pacientes con puntuación baja en una tarea de cribado cognitivo estandarizada fueron sometidos a pruebas diagnósticas detalladas y a evaluación para determinar la presencia de demencia y sus causas. También se identificaron todas las hospitalizaciones de la cohorte entre el momento de la inclusión y la muerte del paciente, su baja en el plan de asistencia sanitaria o la conclusión del estudio a finales de 2007.

+

Se incluyó en el análisis a 3019 pacientes, y 494 (19%) presentaron demencia a una edad media de 84.3 años. El seguimiento incluyó a 24,795 años-persona y fue de ocho años, por término medio. Se registraron 5328 ingresos, incluyendo al menos un ingreso en el 86% de los pacientes del grupo de demencia y en el 59% de los casos del grupo sin demencia. Las tasas crudas de ingreso por todas las causas fueron 419 por 1000 años-persona en el grupo de demencia y 200 por 1000 años-persona en el grupo sin demencia. Tras realizar un ajuste teniendo en cuenta factores de confusión como edad, sexo y otras covariantes, el cociente de riesgo de hospitalización en el grupo de demencia, comparada con el de sin demencia, fue 1.41, con un intervalo de confianza (IC) al 95% de 1.23–1.61 (p < .001).

+

Otro análisis distinto estudió los ingresos que se podían haber evitado con intervenciones ambulatorias apropiadas (ACSC, del inglés ambulatory care­–sensitive conditions). La tasa de ingresos por ACSC fue 116 por 1000 años-persona en el grupo de la demencia y 37 por 1000 años-persona en el grupo sin demencia. Después del ajuste, el cociente de riesgo fue 1.78 (IC al 95%, 1.38–2.31; p < .001). Dos tercios de estos ingresos se debieron a tres procesos: neumonía bacteriana, insuficiencia cardiaca congestiva e infecciones urinarias. Los ingresos por ACSC supusieron el 28% de las hospitalizaciones en el grupo de las demencias y el 19% en el grupo sin demencia.

+

Para asegurarse de que el aumento de los ingresos observado en el grupo de la demencia no estaba siendo producido por una mayor mortalidad en este grupo, se repitieron los análisis excluyendo todos los periodos de seguimiento en los que había muerto algún paciente. Las asociaciones siguieron siendo significativas con alguna atenuación de la fuerza de asociación para los ingresos por todas las causas, pero no para los ingresos por ACSC.

+

Este estudio demuestra claramente una mayor tasa de hospitalizaciones en los pacientes con demencia, un resultado que ya ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.