Skip to Main Content

+

Las personas mayores refieren a menudo somnolencia diurna excesiva. En estudios previos, este síntoma se ha asociado con un aumento del riesgo de morbilidad y de mortalidad, atribuido en parte a episodios cardiovasculares y cerebrovasculares. Blachier et al. (2012) se propusieron estudiar su asociación con ictus y arteriopatía coronaria sobre una gran muestra de ancianos residentes en su domicilio.

+

Se estudió a los pacientes incluidos en el Three City Study, una cohorte de 9294 sujetos mayores de 65 años que vivían en tres ciudades de Francia entre 1999 y 2001. Al inicio del estudio se sometió a los pacientes a entrevistas cara a cara con cribado de función cognitiva, depresión y síntomas del sueño. También se realizaron inicialmente determinaciones de lípidos y glucosa y una ecografía carotídea. Se pidió a los pacientes que se autoevaluaran en cuanto a diversos trastornos del sueño, incluyendo el síndrome de somnolencia diurna, y anotaran si se presentaban nunca, rara vez, de forma regular o con frecuencia. Se anotaron los fármacos, incluidos los somníferos. Se realizó un seguimiento cada dos años, para registrar los nuevos episodios médicos y hospitalizaciones; se consiguieron y revisaron los informes correspondientes.

+

Tras excluir del estudio a pacientes con antecedentes de ictus, arteriopatía coronaria o demencia, quedaron 7007 para el estudio actual. En esta cohorte, la edad media fue 73.7 años (desviación estándar, 5.37) y el 63% eran mujeres. Al inicio, el 13.3% refirió somnolencia diurna regular y el 4.3%, con frecuencia. Los factores de riesgo cardiovascular aumentaban con la frecuencia de la somnolencia diurna, excepto el nivel de tensión arterial sistólica y el uso de tratamientos hipolipemiantes, que no difirieron significativamente entre los grupos.

+

Tras una mediana de observación de 5.1 años, 372 sujetos comunicaron su primer episodio vascular, incluyendo ictus (122 sujetos, isquémico en 94) o episodios debidos a artreriopatía coronaria (250 sujetos). Se observó que, después de ajustar por sexo y centro de estudio, los pacientes que habían referido inicialmente somnolencia diurna frecuente presentaron un aumento significativo del riesgo de ictus y coronariopatía [hazard ratio (HR), 1.92; intervalo de confianza (IC) al 95%, 1.29–2.85]. Esta relación significativa fue debida principalmente al aumento del riesgo de ictus (HR, 2.24; IC al 95%, 1.23–4.08), ya que el aumento del riesgo de coronariopatía no llegó a alcanzar significación estadística por sí solo (HR, 1.70; IC al 95%, 0.99–2.90). No se encontraron interacciones significativas entre somnolencia diurna, el criterio combinado de valoración, y edad, sexo, índice de masa corporal, ronquido, depresión, uso de somníferos o insomnio. Sin embargo, se encontró una interacción significativa con hipertensión, curiosamente sólo en los pacientes que no presentaban hipertensión inicialmente.

+

En este gran estudio sobre ancianos que residen en su domicilio se demuestra que la somnolencia diurna excesiva y frecuente se asocia sin duda con futuros episodios vasculares. Entre las limitaciones del diseño del estudio se encuentran la definición de este síndrome mediante autoevaluación, sin ayuda de fuentes colaterales o de estudios formales de sueño. Aunque sigue sin aclararse el mecanismo de esta ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.