Skip to Main Content

+

El activador del plasminógeno tisular (tPA, del inglés tissue plasminogen activator) IV es un tratamiento seguro y eficaz del ictus isquémico agudo cuando se administra en ventanas temporales establecidas. La principal complicación de la administración de tPA es la hemorragia intracerebral y, por consiguiente, las directrices nacionales sobre el uso del tPA han excluido a pacientes tratados con warfarina que presentan un índice internacional normalizado (INR) >1.7. En la práctica, algunos médicos siguen estas directrices mientras que otros han adoptado una actitud más conservadora y excluyen de la administración de tPA a todos los pacientes que toman warfarina, independientemente del nivel de INR. Recientemente, un gran estudio (Xian et al., 2012) se planteó investigar la incidencia de hemorragia cerebral en pacientes tratados con tPA que estaban tomando warfarina con un amplio rango de valores del INR.

+

Se realizó un estudio observacional a partir de la gran base de datos del American Heart Association’s Get With the Guidelines Stroke Registry, un programa voluntario entre hospitales con interés en la asistencia del ictus que cumplen determinados criterios de calidad. Se incluyó a todos los pacientes del registro que recibieron tPA IV por ictus isquémico agudo entre el uno de abril de 2009 y el 30 de junio de 2011. Tras excluir a los que presentaban valores de INR >1.7, la población objeto de estudio quedó en 23,437 pacientes de 1203 hospitales.

+

De ellos, 1802 (7.7%) estaban tomando warfarina en los 7 días previos a la inclusión. Los pacientes tratados con warfarina eran de mayor edad y con más probabilidad del sexo femenino y con antecedentes de fibrilación auricular, ictus o ataques isquémicos transitorios, arteriopatía coronaria, insuficiencia cardiaca y vasculopatía periférica. La gravedad del ictus también fue mayor en estos pacientes tratados con warfarina. Casi el 15% de los pacientes que tomaban warfarina presentaban un INR entre 1.5 y 1.7. El tiempo hasta la administración de tPA fue similar para ambos grupos, el no tratado y el tratado con warfarina.

+

Aunque la incidencia no ajustada de hemorragia intrecerebral sintomática fue mayor en los pacientes tratados con warfarina, tras ajustar el riesgo teniendo en cuenta las diferencias iniciales, el uso de warfarina no constituyó un factor pronóstico independiente de hemorragia sintomática (odds ratio ajustada, 1.01; intervalo de confianza al 95%, 0.82–1.25; p = .94). Esta relación no significativa se mantuvo inalterada cuando se realizaron otros ajustes en el análisis de sensibilidad, como la eliminación en el modelo de la gravedad del ictus o del uso de antiplaquetarios. Tampoco se observaron diferencias significativas entre los grupos respecto a los criterios secundarios de valoración, como la incidencia de hemorragia sistémica grave, complicaciones del tPA o mortalidad hospitalaria. No se observó asociación significativa entre el valor del INR y la hemorragia cerebral sintomática al modelar como una variable continua o cuando se agruparon en tres categorías los valores del INR.

+

También se intentó cuantificar el número de pacientes que fueron excluidos del tPA por usar warfarina y tener un ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.