Skip to Main Content

+

View in chapter

+

El tratamiento actual de la infección por virus de la hepatitis C (HCV, del inglés hepatitis C virus) depende de la administración de interferón pegilado y de ribavirón durante 24–48 semanas. Este tratamiento se asocia a importantes efectos secundarios y existen riesgos de interacción medicamentosa mediada por el citocromo P450, resistencia farmacológica y disminución de la eficacia contra determinados genotipos y subtipos de HCV. Se ha sabido que el microRNA-122 (miR-122) se expresa de manera muy abundante en el hígado y es esencial para la estabilidad y propagación del RNA del virus C ya que se une a dos puntos diana muy próximos y, en vez de causar la degradación del RNA, lo protege frente a la degradación.

+

Se puede antagonizar la acción del miR-122 introduciendo en las células pequeños RNA que tengan una secuencia complementaria, los llamados oligonucleótidos antisentido. Janssen et al. (2013) han usado un agente antisentido modificado químicamente llamado miravirsen, que aumenta la afinidad de la unión, es resistente a las nucleasas y penetra las membranas celulares. Como resultado, el miravirsen entra en las células hepáticas, se une estrechamente al miR-122, y así evita que se una al RNA del HCV. Después de obtener resultados alentadores con chimpancés, llevaron a cabo un estudio de búsqueda de dosis de fase 2a.

+

Se administraron semanalmente dosis subcutáneas de miravirsen (3, 5, o 7 mg/kg) o placebo durante 5 semanas a pacientes que no habían sido tratados previamente de infección por HCV. Se permitió a aquellos pacientes que no habían recibido previamente interferón ni ribavirina que añadieran esta combinación 2 semanas después de la última dosis de miravirsen, en el grupo con la menor dosis, y 5 semanas después en los grupos de mayor dosis.

+

Con la dosis más elevada, la carga viral se redujo en aproximadamente 3 logs y se situó por debajo del nivel de detección en 4 de 9 pacientes. No hubo signos de resistencia farmacológica. Sin embargo, tras cesar el tratamiento con miravirsen, los niveles de virus volvieron a subir en los pacientes que no habían empezado a recibir interferón o ribavirina. Como el miR-122 también controla normalmente los niveles de colesterol, no sorprendió que los pacientes que recibieron miravirsen presentaran una reducción mantenida de los niveles séricos de colesterol, de aproximadamente el 25%, que duró unas 14 semanas después de la última inyección. Este hecho, de por sí, indica que el miravirsen tiene un efecto biológico mantenido que dura semanas, lo que hace pensar que se puede administrar este fármaco con menor frecuencia.

+

Se concluyó que la administración de 5 inyecciones subcutáneas de miravirsen durante 29 días, con intervalos semanales, a pacientes con infección crónica por HCV produjo importantes respuestas biológicas, lo que venía a demostrar el valor terapéutico de vectorizar un miRNA del huésped sin carácter codificador.

+

En el editorial que acompaña al artículo, los doctores Lieberman y Sarnow (2013) coinciden en que el antagonismo del miR-122 con fármacos como el ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.