Skip to Main Content

+

+

La estimulación cerebral profunda (DBS, del inglés deep brain stimulation) se usa a menudo en casos de enfermedad de Parkinson resistente al tratamiento, así como en otros trastornos del movimiento. Se colocan electrodos en núcleos encefálicos profundos y, por regla general, se utiliza estimulación continua. Para mejorar la eficacia del tratamiento, se puede ajustar la estimulación periódicamente. Cada vez se exploran más las interfaces cerebro-computadora para modular la estimulación en diversos contextos. Little et al. (2013), en un reciente estudio preliminar, se propusieron analizar el uso de una de esas interfaces para controlar ajustes de estimulación en pacientes concretos y de forma instantánea; este tipo de DBS adaptativa podría suponer un gran avance en el tratamiento de los trastornos del movimiento.

+

Se desarrolló un sistema en el que se pudieran registrar los potenciales locales de campo de los electrodos de DBS y fueran luego utilizables por una computadora para que esta, por retroalimentación, ajustara rápidamente los parámetros de estimulación del electrodo y controlara la estimulación de manera satisfactoria. Se probó a los pacientes, de manera enmascarada y aleatoria, con los siguientes paradigmas: sin estimulación, DBS continua típica, DBS adaptativa y un paradigma de estimulación aleatoria en el que se producían ráfagas de estimulación no desencadenadas por los potenciales de campo locales. Se incluyó en el estudio a ocho pacientes con enfermedad de Parkinson avanzada y a todos se les realizó un implante para DBS en el núcleo subtalámico. Las evaluaciones clínicas estuvieron a cargo tanto de evaluadores sin enmascarar como de otros que desconocían el paradigma de estimulación y evaluaban cintas de vídeo utilizando la Unified Parkinson’s Disease Rating Scale estándar. Aunque se implantaron electrodos de DBS bilateralmente, solo se evaluó la estimulación unilateral.

+

Se observó que la DBS, tanto rutinaria como adaptativa, mejoró las puntuaciones motoras de los pacientes comparadas con el nivel inicial. Sin embargo, en las evaluaciones con enmascaramiento, la mejoría con DBS adaptativa fue un 30.5% mayor que con DBS continua estándar, (p = .005). Este efecto se mantenía incluso excluyendo de las puntuaciones la evaluación de la rigidez, ya que este dato exploratorio puede ser difícil de valorar mediante una grabación de vídeo. También se observó que la estimulación aleatoria fue significativamente inferior al protocolo de DBS adaptativa.

+

La DBS adaptativa también tuvo como resultado un considerable ahorro de energía, al poderse alargar la vida de la batería y reducir los efectos secundarios de la estimulación. La energía media total dispensada con la DBS adaptativa fue significativamente menor que la necesaria con DBS continua (p < .0001); y sobre todo el bloque de estimulación, la DBS adaptativa solo estuvo conectada el 44.2% del tiempo. A medida que progresaba el paradigma, cada vez se necesitaba menos tiempo de estimulación.

+

Este fascinante estudio sigue una reciente tendencia en la que se están usando interfaces cerebro-computadora para realizar un ajuste más fino de los distintos tipos de intervenciones y ajustarlas a la fisiología del paciente concreto. Los resultados de este muy pequeño estudio preliminar son impresionantes. Se observó una mejoría de los desenlaces motores al tiempo que la estrategia requirió una cantidad de energía significativamente menor. Aunque es indudable la necesidad de ...

Pop-up div Successfully Displayed

This div only appears when the trigger link is hovered over. Otherwise it is hidden from view.